De la huerta a la despensa | El Blog de La Tabla

06 abril 2011

De la huerta a la despensa

El Ayuntamiento de Valencia cederá los primeros 30 huertos urbanos durante dos años a cambio de que no se venda nada de las cosechas




Si quiere cultivar un pequeño campo para plantar lo que quiera, sólo tiene que inscribirse en un sorteo que realizará el Ayuntamiento antes de este verano. Las bases están ya redactadas y el expediente, a punto de pasar por la junta de gobierno, indicó ayer el concejal de Pedanías, Vicent . Los llamados huertos urbanos cobran ya forma en los terrenos del nuevo barrio conocido como Sociópolis, en la pedanía de La Torre, donde se construyen los almacenes para las herramientas.

De los 300 campos que se parcelarán, con superficies que irán de los 25 a los 50 metros cuadrados, la primera fase asciende a una treintena. Aleixandre asegura que se trata de un programa piloto, para comprobar cómo funciona la cesión y explotación de las parcelas.

El canon anual que cobrará el Consistorio será de 50 euros, para una cesión de dos años que podrá ampliarse con una prórroga. La idea es fomentar el «autoconsumo» y el «abastecimiento personal», precisamente en una época donde estos huertos pueden ayudar a completar la despensa a más de uno. La venta de cualquier producto está prohibida, así como cuestiones tan curiosas como las plantas psicotrópicas, las degradantes con la conservación del suelo y las jaulas para animales, entre otros.

Los pequeños campos no estarán vallados, aunque sí sucederá esto con toda la superficie que se cultive. Los promotores de este proyecto deben esperan a que finalice la urbanización de Sociópolis, algo retrasada en comparación con los primeros edificios de viviendas protegidas, prácticamente acabados.

Por esa razón, el concejal Aleixandre dijo que están a la espera de la recepción de estas obras por parte del Instituto Valenciano de la Vivienda. El proyecto Sociópolis es pionero al integrar edificios de viviendas con campos de huerta, jardines y zonas peatonales.

La clave del éxito de los huertos, es según el edil, que no «haya un rendimiento económico, que sean pequeñas parcelas para favorecer un uso recreativo, lúdico, del gusto por cultivar la tierra». El Ayuntamiento se hará cargo del riego y de las herramientas necesarias, además de un asesoramiento técnico por parte de un jefe de guardas y de un ingeniero agrónomo del Consell Agrari Municipal.

Por la fianza de los utensilios se pedirán 100 euros, mientras que el riego estará coordinado también por el Consell Agrari, al ser un sistema de acequias y por gravedad, al suponer así un cultivo más tradicional. Todas estas construcciones ya están terminadas y han funcionado en pruebas.

Fuente: Las Provincias

CONTENIDO RELACIONADO