Los jardines perdidos de Heligan



Como gigantes durmiendo después de un largo día de caminata por los campos de Cornualles, Inglaterra.  Esas encantadoras esculturas de tierra se encuentran en The Lost Gardens de Heligan, uno de los jardines botánicos más populares de Inglaterra.

La colección incluye la Mud Maid (doncella de barro), The Giant's Head (la cabeza del gigante) y Grey Lady (señora gris), ocultas silenciosamente en el suelo.

Heligan, un verdadero jardín secreto que se perdió durante décadas, fue residencia de la familia Tremayne durante más de 400 años y está considerada una de las fincas más misteriosas de Inglaterra.  

A finales del siglo diecinueve sus decenas de hectáreas se encontraban en pleno esplendor, pero después de tan sólo algunos años las zarzas y la hiedra colocaron un velo verde sobre la que ahora es su ‘Bella Durmiente’. Después de décadas de abandono, el devastador huracán de 1990 podría haber condenado a los Jardines Perdidos de Heligan a no ser más que una nota a pie de página en la historia de Cornwall. 

Sin embargo, no fue así. El hallazgo de una pequeña estancia, enterrada bajo los escombros, en un rincón de uno de los jardines, iba a descubrir el secreto de su decadencia. Un lema grabado con lápiz en las paredes de piedra caliza apenas legible decía ‘No venga aquí para dormir o reposar’ con los nombres de las personas que trabajaban allí y una fecha: agosto de 1914.  

Detrás de ese hallazgo había una historia que, por primera vez, no hablaba de caballeros y damas, sino de gente común que había transformado esos jardines en un lugar mágico antes de partir para luchar en la Primera Guerra Mundial. Y un jardín, que décadas después ha renacido para rendir homenaje a esos jardines que una vez fueron gloriosos.



Fuente : The Lost Garden of Heligan