Lágrimas sanadoras en el jardín

No son lágrimas de cocodrilo, son lágrimas sanadoras, de las que acarician el corazón.