Abriendo y cerrando puertas | El Blog de La Tabla

30 octubre 2012

Abriendo y cerrando puertas

El frío se ha instalado en el hemisferio norte, mientras se aleja del hemisferio sur. Las puertas se baten con el viento. En unos lugares hace frío y habrá que cerrarlas. En otros, empiezan a abrirlas. Los jardines se llenan de hojas rojas aquí y empiezan a brotar las flores en los de allí.

Sea como sea, las puertas del jardín tienen que tener siempre una atención. Son la frontera de nuestras estaciones, el paso al confort, al calor que hay dentro o al que se disfruta fuera.






Puertas cerradas, puertas abiertas y si no queremos tener puertas, siempre habrá un arco o columnas que nos indique lo que hay dentro y lo que hay fuera, para que podamos decidir dónde queremos estar en cada momento.




Son como líneas fronterizas de nuestros cambios de ánimo, de ambiente y de escenarios. Como la vida misma, en la que siempre estamos cerrando y abriendo puertas a nuevas experiencias. Pues vamos a entrar y salir a nuestro antojo, aquí tenemos para elegir.














































































Por favor, acuérdate de cerrar la puerta antes de salir... o no!!




Los enlaces a las fotos en

CONTENIDO RELACIONADO