Jardines pintados en los muros | El Blog de La Tabla

22 enero 2013

Jardines pintados en los muros

En ocasiones, cuando las cosas no salen como deseamos, aprendemos a sobrevivir transformando nuestra percepción: al mal tiempo, buena cara, dice el dicho. Poner buena cara no soluciona un problema, desde luego, pero la mala tampoco y, puestos a elegir, mejor elegir lo más positivo 





Hablamos muy a menudo de los beneficios de la jardinería y el bienestar para las personas cuando disfrutan de un jardín. Pero qué sucede cuando no hay jardín.  Si no se puede disfrutar de un jardín, habrá que pintarlo ¿no? No es lo mismo, que os voy a decir, pero ayuda y al final eso es lo que cuenta. Sumando cada ayuda que encontremos,  es más fácil llegar a nuestra meta.

Eso vamos a hacer hoy, llenaremos los muros de jardines. Soñaremos entonces que, tal vez con el tiempo, esa semilla germine y acaben brotando jardines de verdad. Y entre una cosa y otra, nuestra mente viaja a través de árboles, arbustos, hierbas de diferentes alturas, colores y matices; jazmines, margaritas y amapolas; un magnolio, una gardenia cuajada de flores y un naranjo. Veis, hace un rato que no hablamos de nada negativo. Y aún no hemos hecho más que empezar. Podemos seguir si queréis.

En Valencia tenemos a Nena Wapa Wapa, que entre multitud de murales ha dejado más de un jardín pintado. 


Por La nena - Jardín del Boquerón

Por La nena - Jardín del Boquerón

Por La nena - Jardín del Boquerón

Pero, sin duda, existe un proyecto que me parece un buen ejemplo para ilustrar este tema. Se trata del proyecto Jardines 



A falta de espacios verdes donde donde poder relajarse,  la organización española Nobulo, junto con la marroquí Bni.ma, se apoyaron en la importancia del color y la vegetación sobre el estado de ánimo de las personas y consideraron  que el arte mural podría suplir esas ausencias en lugares con un significado especial, como la plaza Bab el Had, en el corazón de Rabat, o un orfanato en un barrio popular. 

Si además se implicaba a los niños y jóvenes del barrio, la acción cobraba  un sentido social que aumentaba su interés. El proyecto se trasladó posteriormente a Zaragoza. Los artistas fueron: Pilar Cárdenas -Fusca-, Dhear y El Niño de las pinturas.










Queda claro, si no tenemos jardines, habrá que hacer algo ¿no?.





Photos: Younes Fizazi (Stratoscope).


Tal vez también te interese


CONTENIDO RELACIONADO