Las mil caras de la flor de la gardenia | El Blog de La Tabla

28 junio 2013

Las mil caras de la flor de la gardenia

Que todas las flores de la Gardenia jasminodes J.Ellis nos regalen un aroma intenso y delicioso, no significa que sean iguales. No, la flor de la gardenia nunca es igual ni en tamaño ni en forma.




Todas las flores de la gardenia son terminales,  sésiles grandes (5-8 cm), tienen el cáliz verde, largo, anguloso. La Corola es tubulosa y termina en un limbo grande, con 5 a 9 divisiones que se desarrollan en espiral. Son multipétalas, extendidas, de color blanco y en ocasiones pueden llegar a los 6 ó 10 cm de diámetro.  Los botones florales son terminales en el nuevo crecimiento.

Pero en un mismo ejemplar podemos disfrutar de flores en forma de estrella (1-6 pétalos abiertos), acaracolada (todos los pétalos abiertos de la primera línea circular, pero con el centro cerrado) o abierta (apertura total de la flor). La forma de estrella, además, tiene botones que muestran una morfología diferente: tierno, alimonado, rayado o blanco

Si tenéis una gardenia en flor, echad un vistazo e intentar identificar cada flor.  Si os gusta su fragancia os gustará estar cerca de ellas. Os dejo este fin de semana en compañía de las mil caras de la gardenia. Poco a poco iré añadiendo fotos a esta entrada. Si encontráis alguna flor igual, no tenéis más que decirlo. Feliz fin de semana.


































































  

  




CONTENIDO RELACIONADO