El almez en el patio del Botánico | El Blog de La Tabla

30 julio 2013

El almez en el patio del Botánico

Parece ser que el fotógrafo brasileño Sebastião Salgado visitó en el año 2006 el Jardín  Botánico de Valencia y retrató a todo el personal alrededor del almez  (Celtis australis) de más de 70 años, ubicado en medio del patio del edificio de investigación. Un guiño muy acertado: bajo su sombra,  los investigadores encontraron refugio. 




Cuando en 1987 se diseñó el proyecto -última ampliación que se realizó- para el edificio que ocuparían las estancias dedicadas a la investigación y el estudio, así como el gabinete de cultura y comunicación,  el almez se respetó y quedó en el centro, donde crece algo inclinado en busca de la luz. Todo un ejemplo de respeto medioambiental que, sin embargo, los responsables del Botánico no explotan en absoluto.

El almez o  llidoner es un árbol querido por los valencianos, que solían plantarlo junto a las alquerías, para que su sombra diera cobijo a los trabajadores y la madera se pudiera utilizar (parece ser que aún se hace) para construir las herramientas de labranza. Hoy en día es el único almez de esas dimensiones que sobrevive en Valencia, lo que le da un doble sentido a la necesidad de explotar un poco más su imagen, dándole el mismo protagonismo que en su día hicieron al respetar su ubicación.

Yo cada vez que visito el Botánico pienso que parece querer escaparse, es realmente impresionante verlo y, desde luego, considero que debería convertirse en todo un símbolo y uno de los principales alicientes en la visita a este jardín urbano.














TAL VEZ TE INTERESE



CONTENIDO RELACIONADO