Silvestres en Namaqualand | El Blog de La Tabla

18 septiembre 2013

Silvestres en Namaqualand

Siempre se hace referencia al  gran atractivo turístico para los que viajan hasta el suroeste de África.  Pero deberíamos considerar el hecho de que esa exuberancia también está en peligro a causa del cambio climático.






La región árida de Namaqualand constituye un paisaje semi-desértico, con más de 1.000 kilómetros de costa y una superficie de 440.000 kilómetros cuadrados, que se  extiende sobre la provincia septentrional del Cabo, en Sudáfrica, y la región de Karas, en Namibia.  En primavera, si las lluvias ayudan, las praderas soleadas, conocidadas como Veld, proporcionan el hábitat ideal para que cubran la superficie muchos tipos de plantas, ofreciendo un auténtico espectáculo floral.  

En total, son más de tres mil especies silvestres las que se han registrado en la región, muchas de ellas endémicas. Desde el mes de agosto hasta octubre Dimorhotheca sinuata, Grielum humisufum o Drosanthemum floribundum, por ejemplo, crean alfombras de color naranja, amarillo y púrpura, que van transformándose a medida que el día avanza y las flores  se abren por completo.

Sin embargo, bajo los actuales escenarios del cambio climático, se prevé que este semi-desierto se acabe convirtiendo en desierto dentro de los próximos cincuenta años.  Disminución de precipitaciones, temperaturas altas y mayor velocidad del viento están provocando erosión y pérdida de capa vegetal. Pero, además de esta pérdida de biodiversidad, las poblaciones indígenas que lo habitan (la región está poblada por 26.000 personas) están padeciendo también las consecuencias de la falta de agua, que amenaza el desarrollo de la ganadería y la seguridad alimentaria en la zona.

En alguna ocasión, o en muchas, hemos admirado imágenes del desierto en flor, pero sería interesante que en esta ocasión lo hiciéramos desde una perspectiva más amplia, con el ánimo de apreciar que los bellos espectáculos que nos brinda la naturaleza son, a su vez, fuente de riqueza para poblaciones que el cambio climático está haciendo cada vez más vulnerables. 




















Imágenes  Martin Heigan  (2007)



Fuentes:  Wikipedia, Martin Heigan, Conservation.org


CONTENIDO RELACIONADO