Hisae Yanase. Por amor al arte y a Córdoba | El Blog de La Tabla

14 marzo 2014

Hisae Yanase. Por amor al arte y a Córdoba



En este blog hemos hablado de personas que trabajan por cortesía de la naturaleza, personas que lo hacen por amor al arte, otras que lo hacen por amor a la fotografía y al jardín, y también hemos mostrado algunos jardines geniales, obra de personas muy creativas.  Muchos de esos trabajos brillan porque son únicos, porque no imitan y porque tienen algo interesante que contar a través de su obra. Esa obra que nos emociona, sorprende e incluso, en ocasiones, hasta no da lecciones de la vida.




Bien, pues hoy quería hablar de una  artista que descubrí  ayer y me cautivó. “Hisae Yanase es menuda, inquieta y de aspecto tan frágil como una muñequita de porcelana. Pero, al igual que en la naturaleza que recrea en piezas de cerámica y pintura, laten en su interior fuerzas capaces de poner patas arriba el más tranquilo paisaje” Así la definía Rosa Luque en un artículo publicado en el Diario de Córdoba el año pasado.





Una japonesa en Córdoba,  desde 1968 para ser exactos, que tiene mucho que decir y lo hace desde hace mucho tiempo a través de sus trabajos: cerámica contemporánea, pintura, escultura  e intervenciones en espacios públicos.  Hisae Yanase se formó inicialmente en la Academia de Diseño Bunka de Tokiio y en Córdoba se especializó en cuero artístico y cerámica. Posteriormente,  realizó estudios de  Cerámica en la “Escuela Artes y Oficios y peritaje de Cerámica Artística” de Manises, en Valencia.   Ha sido profesora durante muchos años, ahora se dedica principalmente a impartir charlas y algunos cursos y desarrollar su obra para exposiciones e intervenciones.

Su expresión transmite alegría, naturalidad, frescura. Ver el vídeo en el que habla de su amor por Córdoba, su admiración (y anécdotas)  hacia Camarón y Fosforito, mientras sus ojos se iluminan y su sonrisa asoma, es una delicia. 




Me llamó especialmente la atención su trabajo Komomaki, una transformación del patio del Colegio de Arquitectos de Córdoba en 2007. El nombre deriva de los términos Komo (un tipo de paja) y Maki (liar) y hace referencia a un método ancestral en Japón que se utiliza para la curación de los árboles, eliminando con ello larvas e insectos, principalmente de los pinos. En otras ocasiones se hace simplemente para protegerlas del frío.

Su última exposición  en el Palacio de Viana, forma parte de las actividades relacionadas con el Año Dual España-Japón 2014 que están celebrando en Córdoba. La obra expuesta muestra la fusión de dos culturas milenarias a través de la cerámica.






Para los que deseen conocerla un poco más, os presento a Hisae YanaseEstoy casi segura de que os cautivará. ¡Buen fin de semana a todos!









CONTENIDO RELACIONADO