El jardín de La Granja en Mallorca | El Blog de La Tabla

19 junio 2014

El jardín de La Granja en Mallorca




“Una bella mansión del siglo XVII, situada a 15 km. de Palma, rodeada de frondosa vegetación, bellos jardines y fuentes naturales”.

Estamos otra vez en la Mallorca y ese texto es la presentación que hacen los propietarios de La Granja, una histórica posesión situada en el término municipal de Esporles.  Varias culturas han dejado en ella su huella. Los romanos la valoraron por el gran caudal de agua de su fuente. Hoy en día todavía cuenta con un magnifico surtidor de presión natural de 30 pies de altura, que da testimonio de su potencia, dicen en su página web. Pero lo moros, durante su dominio de la isla desde el siglo X hasta el siglo XIII también dejaron claro su interés y se instalaron en la zona, fundando la alquería llamada Alpich. Cuando Jaime I consquistó Mallorca, la isla quedó dividida en cuatro partes y el conde Nunyo Sanc fue el que se estableció en esa propiedad, que se la cedió en 1239 a los monjes cistercienses para que fundaran en ella un monasterio. Posteriormente pasó a la familia Fortuny que se la acabaría vendiendo a Critòfol Seguí Colom, que es el actual propietario.


Volvemos al siglo XXI y continuamos en esta mansión, que en la actualidad se encuentra abierta al público. Estaremos rodeados de frondosos bosques del valle de Superna, en la Sierra de Tramuntana. En La Granja  existe una mezcla de estilo señorial y rústico que deriva de su doble uso, puesto que no solo se trataba de una residencia, sino que era, además, una posesión dedicada a la producción agrícola.  Hoy en día, está finca agraria noble está considerada como una muestra viviente de las costumbres mallorquinas a través del tiempo y su visita nos permite conocer las actividades agrícolas tradicionales, el palacio, los patios y, cómo no, los jardines.


La frondosa vegetación y extensos jardines con fuentes naturales son, sin duda, uno de los grandes reclamos. Una pareja de araucarias majestuosa en el centro del jardín y un tejo milenario que se puede admirar junto a uno de los extremos del estanque, son el punto de partida para describir lo que allí se puede encontrar:

Zona Bancales
Arbustos Y Planta Pequeña
Vitis Vinifera
Rubu Ulmifolius
Pistacia Lentiscus
Árboles
Ficuas Carica
Fraxinus Excelsior
Phoenix Dactyliphra
Pyrus Communis
Malus Mommunis
Punica Granatum
Opuntia Ficus-indica
Citrus Deliciosa
Citrus Lemon
Citrus Aurientum Sinesis
Prunus Amigdalis
Ceratonia Siliquia
Jardín Principal
Arbustos Y Planta Pequeña
Mirthus Communis
Buxus Balearics
Pittosporum Tobira
Rosa Sp
Cortaderia Seyowana
Nerium Oleandre
Philadelphus Coronarius
Hederia Helix
Campsis Radicans
Aspidistria Elatior
Hydrangea Hortensia
Árboles
Cupressus Arizonica Lambertina
Eriobotrya Japonica
Tila Platipihyllos
Cordilyne Australis
Fraxinus Excelsior
Platanus Orientalis
Prunus Armeniaca
Taxus Battacas
Arundinaria Nitida
Poipulus Canadiensis
Prinus Avilimi
Morius Alba
Araucaria Excelesa
Picea Abies
Ailhantus Altissima
Jacaranda Mimosifolia
Lagerstro Spieciosa
Citrus Auriantum
Prunus Pisardii
Craetagus Monogina
Prunus Domestica
Olimus Minor
Sophora Japonica
Ginkgo Bilboa
Tamarix Gallica
Trachicarpus Fortunei
Abies Alba
Zona Carbonera
Árboles
Fraxinus Excelsior
Platanus Orientalis
Tila Platyphillos
Quecus Ilex
Junipeus Sabina
Arbustos Y Planta Pequeña
Rubus Ulmifolius
Pterdidium Aquilium
Lonicera Implexa
Vinca Diformis
Jardín Rocoso
Árboles
Ficus Elastica
Eleagnus Augustifolia
Acadia Deabata
Cupresus Arizonica Lambertian
Phoenix Canariensis
Yucca Al Oifolia
Pinus Nigra
Arbutus Unedo
Pistacia Lentiscus
Cercis Siliquastrum
Ficus Carica
Eriobotrya Japonica
Chamerops Humilis
Cordyline Australis
Cupresus Sempervirens
Magnolia Grandiflor
Arbustos Y Planta Pequeña
Rubus Ulmifolius
Laurus Nobilis
Viburum Communis
Myrthus Communis
Buxus Sempervirens
Ruscus Aculeatus
Pittosporum Tobira
Asparraguses-prengii
Hibiscus Siriacus
Fatsia Japonica
Sipthorpia Africana
Bougamvillea Glabra
Erica Multiflora
Rosa Sp




via










Aparte de la lista de plantas facilitada en su web, parece adivinarse también la flora silvestre, los endemismos y la belleza natural que rodea la gran mansión.  Mallorca es así.  Nos fuimos volando a los Jardines de Alfabia, paseamos por los de S’Hort del Rei, visitamos los Patios de Palma y disfrutamos del Jardín Botánico Mundani,  pero siempre quedan ganas de volver.








CONTENIDO RELACIONADO