Cuando faltan las palabras



Cuando faltan las palabras (o cuando sobran)


¡Bendita naturaleza! que en ocasiones nos deja mudos (digo yo)