Chelsea y James Basson. Perfumer’s Garden in Grasse | El Blog de La Tabla

07 mayo 2015

Chelsea y James Basson. Perfumer’s Garden in Grasse



Un jardín con aroma a jabón de Marsella, con esencia, con perfume. Un jardín cargado de patrimonio etnobotánico e inspirado en una ciudad, Grasse, capital de la región de la Provenza Oriental, centro mundial de la industria dedicada a la elaboración de perfumes y fragancias y conocida también por ser la localidad que sirvió de escenario de gran parte de la novela de Patrick Süskind, El perfume.

Destilación al vapor para obtener aceite esencial de romero silvestre o jabones a base de vegetales creados con los métodos tradicionales de una antigua casa de jabones de Marsella. Todo eso inspira el jardín que está construyendo estos días James Basson para la empresa L’Occitane y que podrá verse a partir del día 19 de mayo en Chelsea Flower Show, Londres, donde se exhibirá dentro del apartado Show Gardens: Perfumer's garden in Grasse, L'Occitane



L’Occitane

Olivier Baussan, de 23 años, tiene un viejo alambique, una camioneta y un buen conocimiento de las plantas. Destila el aceite esencial de romero en los mercados locales de Provenza. Comienza la aventura de L’Occitane.

Al adquirir una vieja fábrica de jabones, Olivier revive el arte tradicional marsellés de la fabricación de jabones. Eso es en 1975. Una cosa llevó a otra, y a otra, hasta la actualidad, en la que L’Occitane es considerada líder mundial en la industria del perfume. Ahora y gracias al jardín que James Basson exhibirá en la próxima edición de Chelsea Flower Show,  tenemos la oportunidad de percibir la esencia de ese arte tradicional.



James Basson

Prefiere paisajes ecológicos sostenibles. Suelen ser jardines secos, de bajo mantenimiento y con algún guiño a la tradición, siempre con elementos modernos que, en su conjunto, hacen que esos jardines puedan considerarse atemporales.

Ya hemos visto otro diseño de jardín de James Basson en el blog, fue cuando hablaba de los premios anuales que otorga The Society of Garden Designers (SGD) y donde su jardín Château du Sable resultó finalista.

Ha participado en otros muchos festivales y concursos. Hampton Court Flower Show y Chelsea Flower Show; Gardening World Cup en Japón, Philadelphia Flower Show y Singapore Garden Festival son algunos de ellos.

Pero vamos a lo que vamos, a la rabiosa actualidad. James ya cuenta los días que faltan para que podamos ver (oler) su jardín en vivo y en directo. Y ¿Cómo nos va a contar la historia del arte marsellés utilizado en la fabricación de jabones?




The Perfumer's garden in Grasse

Un jardín en el que se han querido fusionar elementos históricos con elementos emergentes, puesto que, a pesar de que la industria del perfume en Grasse estuvo en declive durante varios años, el apoyo de empresas ecológicamente sensibles como L'Occitane ha hecho posible que esa industria esté experimentando un renacimiento significativo.

La plantación, obviamente, se ha diseñado para configurar un jardín que ayude a recrear, a través del aroma, las laderas provenzales y la historia de la industria de la perfumería. Para ello, ha seleccionado especies como Osmanthus, Iris, bergamota, lavanda y tomillo. Los setos con romero y las higueras sirven para transmitir el uso histórico de esas plantas para secar ropa o crear infusiones con su aroma floral.

Esa es la idea y en pocos días podremos ver el resultado. Mientras tanto, tenemos el boceto, y las imagenes de los preparativos de ese jardín que empezaron a preparar en enero. El  vídeo también muestra el viaje que James y Helen Basson hicieron a la localidad de Grasse, así como su posterior visita a Jekkas Herb Farm. En él se aprecian claramente los elementos que le sirvieron de inspiración. Ese paso de un entorno árido a otro donde el ambiente fresco, húmedo, es protagonista. El lavadero, el agua, la tierra, son los universos que definen el paisaje de Grasse que él quiere reproducir. Confiesa que se ha vuelto obseso del musgo, que no faltará en el jardín como tampoco lo hará la toba (tufo) en la construcción de los muros.   

Yo, personalmente, opino que la pasión de James Basson por las plantas, el campo, la tierra y las manos que la trabajan, son sus puntos débiles ¿o fuertes?... Su sensibilidad, sin duda, hace más profunda esa pasión. 




















CONTENIDO RELACIONADO