Long Barn. El primer jardín de Vita Sackwille-West | El Blog de La Tabla

14 mayo 2015

Long Barn. El primer jardín de Vita Sackwille-West




“Siempre la dama de honor, nunca la novia”. Dicen que ese ha sido el destino del primer jardín que Vita Sackwille-West y Harold Nicolson crearon en Kentish Weald, entonces Vita tenía 23 años.

Eso sucedió antes de que encontraran ese castillo semi-abandonado donde crearon lo que hoy en día es uno de los más famosos jardines del siglo XX: Sissinghurst. Pero eso no resta interés a su primera casa y jardín inglés: Long Barn. En la edición de Mayo de la revista Gardens Illustrated publican un artículo escrito por Tim Richardson y con fotografías de Klaire Takacs en el que nos muestran cómo Long Barn florece hoy día en las manos de sus actuales propietarios: Rebeca y Lars Lemonius.

Vita y Harold compraron esa casa del siglo XIV en 1915 y vivieron allí durante 15 años. El jardín, formado por escombros y una maraña de zarzas y ortigas les sirvió para aprender y perfeccionar su destreza para la jardinería y el diseño de jardín.

Los actuales propietarios llegaron a Long Barn en 2007. Rebeca quería que el aspecto del jardín fuera ligero, natural pero sin llegar a parecer descuidado. Especies aptas para la auto-siembra, incluyendo Ammi majus, erigeron y matricaria, santolina y helichrysum, Campanula portenschlagiana púrpura (en las paredes), Artemisia glauca 'Powis Castle' y una especie (no conocen el nombre) de amapola color ciruela, procedente de un jardín holandés. Las rosas son otro elemento básico, con cultivares que incluyen 'Toscana Superb', 'Madame Alfred Carrière', ‘Prospero’ (=’Auspero '), ‘William Shakespeare’ (=Ausroyal) y ‘Munstead Wood’ (=Ausbernard). No faltan los lirios, como ‘Jane Phillips’.

Ya en la zona de jardín holandés, un área más formal nos lleva a zonas compartimentadas formando seis camas elevadas donde no se escatima el color: Clematis, azucenas, ligularia, alliums, rosas, phlox, amapolas, geranios, diascia, sedum, aquilegias, echinops y veronica. Al este de esa zona, se crea un ambiente más informal, la antigua pista de tenis se convierte en rosaleda y el antiguo huerto lo ocupan más rosas, junto con fritillarias y orquídeas. Ya en el sur de la casa, un jardín blanco y un jardín de primavera.

La casa se convirtió en el primer encuentro con el mundo de la jardinería y el diseño de jardines para Vita Sackwille-West y Harold Nicolson. Ahora es el orgullo de Rebeca y Lars Lemonius. Así lo muestran en ese artículo.






Fuente Gardens Illustrated May 2015 | Tim Richardson | Fotos Klaire Takacs

Vita y Sissinghurst. La creación de un jardín






CONTENIDO RELACIONADO