Plantas alpinas. Jardín Botánico Alpino de Lautaret | El Blog de La Tabla

25 septiembre 2015

Plantas alpinas. Jardín Botánico Alpino de Lautaret



La pasión por la flora alpina en Grenoble, Francia, está demostrada y los 150 años de historia de su Universidad (Université Joseph Fourier) dan prueba de ello. Investigación, estudio y uno de sus tesoros en forma de jardín botánico, creado en 1899 en la Estación Alpina Joseph Fourier.


Jardín Botánico Alpino de Lautaret en Grenoble

Volvemos a Grenoble, pero esta vez no lo hacemos en la ciudad ni hablamos de vallas publicitarias que desaparecen para crear un paisaje urbano más sostenible. En esta ocasión nos vamos a 90 kilómetros de esa capital y a unos 30 kilómetros al este de la ciudad de Brianc.

Nos situamos a 2.100 metros de altitud y llegamos a la Estación Alpina Joseph Fourier, perteneciente a la Universidad de Grenoble, donde, además de un arboreto y centros para el estudio e investigación de la flora botánica alpina, encontraremos un jardín botánico alpino con unas 2.300 especies de plantas alpinas del mundo, reunidas en colecciones que se distribuyen por ámbitos geográficos y hábitat, creando para ello zonas de rocalla perfectamente adaptadas al paisaje.


En la información facilitada por la organización del El Jardín Botánico Alpino de Lautaret comentan que se gestionan varios tipos de colecciones:

  • Colecciones de plantas vivas de aproximadamente 2.300 especies de montañas de todo el mundo.
  • Una colección de aproximadamente 1.800 especies de semillas.
  • Un herbario con aproximadamente 15.000 piezas.
  • Una biblioteca con aproximadamente 2.000 obras.
  • Una colección de varias decenas de miles de imágenes. 


El jardín está abierto a los visitantes en la temporada estival, cuando la flora, tras el deshielo, asoma descarada, a veces coge altura, pero casi siempre bien pegada a las rocas. Es un espectáculo, en ocasiones casi mágico, ver las imágenes de esa flora valiente, tenaz, buscando la forma de desarrollarse y prosperar en las condiciones más adversas.

Hoy, de nuevo, hacemos un buen homenaje a la flora alpina. Disfrutaremos de la belleza de algunos de esos tesoros botánicos, con nombres y apellidos (pasando el cursor por las imágenes aparece el nombre botánico de esa planta). Mucho que admirar y, también, que aprender y disfrutar de las plantas alpinas. Buen viaje botánico.


Fotos y más información: Jardin Alpin du Lautaret

Al norte de la Tierra: Jardín Botánico Ártico-Alpino de Tromso


Jardín alpino Grand Chamen en Aosta, Italia


Anemone hepatica: eres grande, pequeña


Flores de montaña. Senderos del color. Un libro con corazón








CONTENIDO RELACIONADO