Jardines comunitarios. Patios de Córdoba, más que fiesta y flores. | El Blog de La Tabla

11 enero 2016

Jardines comunitarios. Patios de Córdoba, más que fiesta y flores.



Voy a compartir un documental titulado Patios y Gentes, que nos acerca a la esencia de lo que realmente significan los patios de Córdoba, más allá de del número de asistentes a la fiesta o la espectacularidad de sus estética. Una mirada crítica hacia la Fiesta de los Patios de Córdoba, donde la esencia, la identidad comunitaria, parece ser que está en proceso de degradación.


La buena noticia es que aún quedan patios que se viven, familias, artesanos, quienes lo habitan durante todo el año. Ellos tienen voz en este documental, que nos acerca a la realidad de los patios, a su visión etnográfica, a sus protagonistas.

Su título: Patios y Gentes. Se trata de un  documental etnográfico, realizado por el grupo de investigación “Etnocordoba Estudios Socioculturales” de la Universidad de Córdoba, en 2014.  Es una joya y un documental imprescindible si te interesa conocer aspectos esenciales de los patios de Córdoba, contada por quienes todavía los habitan y/o cuidan, junto con estudiosos del patrimonio cultural. En él se plantean, sin “pelos en la lengua”, un debate ineludible sobre el presente y el futuro de la Fiesta de los Patios.


Patios y Gentes. Identidad comunitaria de los Patios de Córdoba

En este blog he dedicado muchas entradas a los patios de Córdoba y muy especialmente al Fiesta de los Patios, declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en el año 2012. He compartido su cante y  también sus coloridos jardines verticales a base de macetas; sus macetones con espectaculares plantas; sus pozos, sus rejas. sus balcones y paredes encaladas. Patios que se abren al público durante Festival de Patios de Córdoba.

Junto a su patrimonio material, está la esencia de su patrimonio inmaterial: la sociabilidad, las prácticas y los saberes, que se van transmitiendo de generación en generación; la fuerza de un espacio íntimo que se hace público; todo, en su conjunto, forma parte de la identidad comunitaria de los patios de Córdoba. Esa parte, la inmaterial, es la que muchos de los visitantes que acuden en gran número (en ocasiones el colapso impide entrar en ellos) durante Festival de Patios jamás podrán disfrutar. “No disfrutan, vienen a ver los patios, pero no a disfrutar de los patios, que es lo suyo” comenta uno de sus moradores.

Los patios de Córdoba son las casas comunales donde vivían las clases populares cordobesas, que en muchos casos hoy casi podrían considerarse infraviviendas. Eran casas que la burguesía construyó en los terrenos que la aristocracia les había vendido. Casas que parcelaron para alojar a varias familias en cada una de ellas.



En el vídeo comenta una propietaria que la gente entraba y salía porque eran 90 personas las que vivían en este patio. Alguna cosía, alguna lavaba, alguno era zapatero, había muchos oficios y mucho trasiego. A ese patio acudían todos los que tenían que traer algo o encargar algo. Las mujeres cuidaban a los niños de las demás cuando era necesario.  Era un modo de vida en una etapa muy difícil. Una vida comunitaria, donde el sentido de la intimidad e individualidad no se había desarrollado todavía.

Los patios tienen que seguir vivos, cuidados por moradores que le den sentido a lo largo de año, manteniendo su identidad comunitaria; y no convertidos en un mero reclamo turístico. Es obvio que el turismo también tiene que ser sostenible. Desde aquí mi apoyo a sus gentes, a quienes continúan conservando un bien tan valioso, los Patios de Córdoba, que tantas alegrías nos regala cuando están de fiesta y tanto sentido tienen a lo largo de todo el año.









CONTENIDO RELACIONADO