Café, pasta y flores: Fioraio Bianchi Caffè en Milán | El Blog de La Tabla

24 marzo 2016

Café, pasta y flores: Fioraio Bianchi Caffè en Milán




Afortunadamente, las plantas y las flores se cuelan con frecuencia en los espacios y locales comerciales. Pero más allá de la decoración de un rincón o una mesa, se pueden llegar a convertir en protagonistas del local, hasta el punto de envolverlo y hacernos dudar acerca de qué es lo que nos ofrece dicho establecimiento.


Un bar, un restaurante, una floristería… ¿Qué venden aquí? Aunque a primer golpe de vista no sea evidente qué nos ofrece ese negocio,  lo interesante es que no dejamos de mirar el local, por su atractivo y encanto. Lo que significa que el primer paso ya está dado.  Nos gusta. A poquito que nos esmeremos después, sabremos que se puede tomar un café,  comer o cenar, y comprar una planta o un exquisito ramo de flores. Eso no está nada mal ¿verdad? Nos llaman la atención las cosas originales y, sobre todo, nos gustan las cosas bonitas.  



Fioraio Bianchi Caffè(con flores)

En esta ocasión nos visitamos Milán, y nos trasladaremos hasta el corazón de esa ciudad italiana, para conocer un local cuya floristería realiza arreglos florales desde hace cuarenta años. Su estilo, con cierto aire retro, ha ido evolucionando, sin perder esa esencia, hasta incorporar a ese negocio un pequeño restaurante y cafetería, estilo Bistrò, donde, al parecer, el perfume de las flores se mezcla armónicamente con los sabores de la cocina tradicional italiana.  


Un poco de Francia, otro poco de Italia, café, pasta… y muchas plantas y flores en un solo local, que está abierto durante todo el día.  ¿Algo más? Pues vamos a verlo en imágenes, para comprobar cómo casan todos esos elementos. Sin comerlo ni beberlo, nos hemos encontrado un lugar más que unir a los que he compartido aquí y que agrupo bajo la etiqueta café y mucho más. Que por mirar no sea, que eso es gratis. El resto, ya se verá. 





CONTENIDO RELACIONADO