Los jardines del Palacio Het Loo desde el aire | El Blog de La Tabla

08 marzo 2016

Los jardines del Palacio Het Loo desde el aire




La jardinería del barroco puede gustar más o menos, no hay ninguna vara de medir la complacencia, ni existe prohibición alguna en lo que a gustos se refiere, pero, independientemente de nuestras preferencias, el sentido común nos dice que existen jardines cuyo valor artístico es indiscutible. 



El Palacio Het Loo

Hoy miramos desde el cielo. En realidad lo hace un dron que nos regalará imágenes espectaculares de los jardines del Palacio Het Loo (Paleis Het Loo), o lo que es lo mismo, palacio del bosque. Con 300 años de antigüedad, fue durante siglos la residencia de verano de la Casa de Orange. Estamos en el corazón de los Países Bajos y el palacio se ubica en  Apeldoorn, a unos 100 km al suroeste de Ámsterdam.

El palacio se construyó entre 1685 y  1700 para el estatúder Guillermo III (futuro rey de Inglaterra),  y sus líneas sobrias y simétricas muestran evidentes influencias del clasicismo francés. En la década de 1960, la reina Guillermina determinó ceder el palacio al Estado. Tras ser restaurado, se abrió al público en 1984 como museo nacional.



Reconstrucción de los jardines

Pero vamos a los jardines, mejor dicho, a los impresionantes jardines de estilo barroco que existen en la parte posterior del palacio. Fueron diseñados por el arquitecto paisajista francés Claude Desgots (1658-1732), claramente influenciado por André Le Nôtre y el modelo Versalles.

En los últimos cuarenta años, los jardines han sido reconstruidos siguiendo los patrones de su diseño original. En realidad se han realizado varias renovaciones en dos periodos diferentes.

Entre 1975 – 1984 se renovó el jardín de la planta baja, removiendo la tierra, extrayendo los restos del jardín del siglo XVII y reproduciendo los patrones de los setos y parterres, tal y como se habían diseñado en su día. El resultado, un jardín barroco holandés totalmente reconstruido.

Entre 2007 – 2015 tiene lugar la renovación del jardín superior.  La reconstrucción es mucho más sofisticada, en dos etapas, la última en 2014. Para ese trabajo se valieron de patrones fabricados en acero corten. 

Hay un vídeo, en holandés, que recoge imágenes de todo el proceso de restauración del jardín, separando ambos periodos. Podéis verlo en este enlace.

Fuentes, estatuas, alineación de árboles, pérgolas y arcadas, iluminación y ciudadanos paseando son los demás “habitantes” de esos jardines, que a vista de pájaro nos hacen pensar que la vida no nos trata tan mal... o algo parecido. Y ahora, vamos al jardín, mejor dicho, vamos a volar, esto es casi el paraíso.










CONTENIDO RELACIONADO