Sissinghurst Castle y un mar de flores en Delos | El Blog de La Tabla

07 abril 2016

Sissinghurst Castle y un mar de flores en Delos




Comenta Nigel Dunnett que creció cerca de Sissinghurst Castle, donde sus padres realizaron labores como voluntarios durante años. Allí estuvo hace dos días y esto es lo que vio.


Nigel Dunnett visitó Sissinghurst y se detuvo en uno de los jardines, situado junto al Jardín Blanco y la Priest’s House (casa del cura), denominado Delos.  Allí le sorprendió la extraordinaria belleza de un mar de escilas azules (Scilla) y anémonas blancas (Anemone) que avanzan con descaro, sin que parezca haber un fin. Las fotos hablan por si solas.

Un paisaje que tal vez a muchos les resulte empalagoso o excesivo, pero que él miro con asombro, como si le resultara increíble pensar que lo que estaba viendo era real.  No me extraña nada, a mi me habría sucedido lo mismo. Claro que, al mismo tiempo que se fascinaba, comprendía, una vez más, el por qué de su pasión por la jardinería, especialmente, esa que regala praderas de estilo naturalista y llenas de color. Si queréis conocer algo más del trabajo de Nigel Dunnett - Diseñador de jardines y Profesor de Diseño de Plantación de la Universidad de Sheffield - podéis hacerlo en su sitio web. En este enlace también podéis consultar todos los artículos que he publicado sobre él.


Un mar de flores en Sissinghurst | Delos

Pero volvamos al principio. Uno de los grandes valores de Sissinghurst es que el mantenimiento de sus jardines resulta dinámico y no se quedan anclados en el tiempo, ese tiempo que los modifica y que, en ocasiones, incita a que sean intervenidos para adaptar su estructura y composición a esos cambios o circunstancias.

Y eso es, precisamente, lo que sucedió en Delos, que a pesar de su nombre -en referencia a la isla griega de Delos- está situado en zona de umbría.  Lo que en su día fue un jardín mediterráneo, hubo que rediseñarlo. Su situación invitó a pensar en una pradera con bulbos para sombra que garantizaran flores al inicio de la primavera. Dicho y hecho, o mejor dicho, plantado. 


No sé cómo ha lucido esa alfombra de flores otras primaveras, pero de lo que sí tengo certeza, a juzgar por estas imágenes, es que este mes de abril Delos brilla con luz propia gracias a escilas y anémonas. Si quieres saber más de Sissinghurst Castle, aquí tienes otras entradas donde he hablado de alguno de sus jardines y el origen de este extraordinario jardín histórico, ubicado en el condado de Kent, Reino Unido.








      






CONTENIDO RELACIONADO