La historia detrás de la Rosa Roald Dahl | El Blog de La Tabla

04 junio 2016

La historia detrás de la Rosa Roald Dahl


James and the Giant Peach –James y el melocotón gigante- fue la primera historia para niños que escribió Roald Dahl, en 1961, y relata la historia de un niño de cuatro años que se escapa de sus crueles tíos en un melocotón gigante.


De ese color melocotón es  la Rosa ‘Roald Dahl’ y, obviamente, no es fruto de la casualidad que tenga ese nombre, tal y comenté anteriormente al hablar de las rosas presentadas en Chelsea Flower Show este año.

Roald Dahl en su jardín

Roald Dahl y la jardinería

El famoso novelista y escritor de cuentos británico Roald Dahl, con más de dos millones de libros vendidos en 58 idiomas, era también conocido por su afición a la jardinería y especialmente su amor por el jardín que rodeaba Gipsy House, su casa en Great Missenden, Buckinghamshire, Reino Unido. Allí tenía una cabaña donde solía refugiarse para escribir, y lo hizo desde 1954 hasta que falleció de leucemia en 1990, cuando tenía 74 años de edad. De su afición a la jardinería destacaba su pasión por el huerto y su habilidad para cultivar orquídeas.

Gipsy House, Great Missenden, Buckinghamshire, UK
Roald Dahl cultivando orquideas orchids

Los últimos siete años de su vida los pasó junto a Felicity, su segunda esposa, conocida familiarmente con el nombre de Liccy. Fue ella quien propuso al criador de rosas inglés David Austin que bautizara a una de las variedades de rosas obtenidas en 2016 con el nombre de Roald Dahl y, de ese modo, poder incluir el acto dentro de las actividades programadas para celebrar el centenario del nacimiento del escritor. Los Austin (padre e hijo) aceptaron y la historia fue avanzando. Comenzaba el proceso de selección.


Seleccionando la Rosa ‘Roald Dahl’

En 2009 en David Austin Roses se plantaron 96.000 plántulas en los campos de ensayo de cultivo que están destinados para realizar el proceso de selección en curso. Allí, 7 días a la semana, durante 7 años, las rosas están bajo observación y juicio con respecto al color y aroma, pero también en relación a su resistencia a enfermedades y humedad; la rapidez con que crecen; la suavidad de sus pétalos, etc. No hay piedad, sólo las mejores sobreviven y en 2016 fueron 3 las variedades que se unieron a las 231 nuevas variedades que los Austin han creado desde 1961. 

Junto a la Rosa 'Bathsheba' y la Rosa 'Imogen', se eligió también la que sería bautizada con el nombre ‘Roald Dahl’. Carl Bennet, director de creación de rosas en David Austin Roses lo vio claro cuando la Rosa, que acabaría llamándose Roald Dahl, fue plantada en el exterior: ‘las mejores siempre destacan por ser un poco diferentes, un poco mejores’.


Rosa con final feliz | Roald Dahl Marvellous Children’s Charity

Esa rosa de flores de color melocotón, que se producen de manera casi continua, se presentó con todos los honores en uno de los mejores escenarios imaginados: Chelsea Flower Show 2016. Allí la Rosa ‘Roald Dahl’ (con nombre comercial Ausowlish), una bellísima rosa del grupo de los híbridos de musk, fue la pieza central de la exposición de David Austin.  


Como parte de los actos en torno a la celebración del centenario de Roald Dahl, por cada rosa vendida se recaudarán 2,5 libras, hasta alcanzar la cantidad de 100.000 libras, que serán donadas íntegramente al Roald Dahl Marvellous Children’s Charity, una organización benéfica creada por su viuda Felicity Dahl en memoria de su marido, poco después de su muerte. 

En ese centro todo está envuelto de cierta fantasía, intentado crear de algún modo, un mundo ‘maravilloso’ como el de sus cuentos, allí donde habita el dolor de niños enfermos, muchos de ellos con enfermedades raras. Entre las actividades, destaca la formación de las ‘Enfermeras Roald Dahl’ que se especializan en el tratamiento de niños con enfermedades graves; la del personal especializado en apoyar a las familias en situaciones difíciles;  y los proyectos innovadores de investigación dirigidos por enfermeras. 


Fotos | Roald Dahl





CONTENIDO RELACIONADO