La luz del cardo yesquero (Echinops ritro) | El Blog de La Tabla

09 agosto 2016

La luz del cardo yesquero (Echinops ritro)


Echinops ritro (cardo yesquero)


Se denomina bien baldío al terreno urbano o rural sin edificar o cultivar que forma parte de los bienes del Estado porque se encuentra dentro de los límites territoriales y carece de otro dueño.

Así se define ese término en Wikipedia. Los bienes baldíos son imprescriptibles, es decir que no son susceptibles de adquirirse en proceso de pertenencia por prescripción adquisitiva de dominio.
Mal asunto el de los terrenos baldíos cuando la Administración del Estado lo abandona a su suerte. Sin embargo, existe una situación aún peor: la de los terrenos rurales que se recalificaron en su día, pasando a ser considerados suelo urbanizable y, por lo tanto, susceptibles de ser adquiridos por grandes (e inexpertos) especuladores.
En numerosas ocasiones son terrenos reventados, donde la burbuja inmobiliaria que afectó a España, y muy especialmente a la Comunidad Valenciana, estalló, y parece ser que en algunos casos lo hizo casi literalmente, a juzgar por el aspecto que ofrecen hoy en día algunos de esos terrenos. Carreteras que no conducen a ninguna parte porque su acceso está cerrado al tráfico, aceras y vías sin estrenar, pero reventadas, donde la flora arvense brota descarada; y escombros, muchos escombros por cada rincón. Ni una sola vivienda y un paisaje desolador por el que parece haber pasado un huracán. Un “bien baldío” cuyo propietario no es el Estado, sino un especulador que, al fracasar en su intento, ahora firma con un letrero inmenso donde se puede leer “se vende terreno”. 

Sí, en la Comunidad Valenciana la zona boscosa se arrasó para después abandonarla a su suerte. Y en esa suerte de desatinos, afortunadamente la naturaleza sigue su curso, avanza como puede, agonizante, pero no ceja en su empeño de recuperar su espacio. Mientras tanto, paseas, entre hormigón y escombros, y si tienes ganas de alegrarte el día puedes buscar y encontrar cualquier sorpresa, como, por ejemplo, las redondas inflorescencias del cardo yesquero (Echinops nitro), que está ahora en su mejor momento.




Cardo yesquero Echinops ritro

Echinops ritro (cardo yesquero, cardo abadejo, cardo azul y cabeza de erizo) pertenece a la familia de las asteráceas y es originaria de Europa central y meridional; Asia occidental y Siberia. 
Es una hierba perenne de tallo algodonoso, tomentoso y que no alcanza más de 40 cm de altura. Sus hojas son rígidas, de color verde brillante, lobuladas y acabadas en punta, que se hacen más pequeñas a medida que se acercan a la flor.
La especie silvestre suele crecer de forma natural a pleno sol, en suelos pobres y áridos de cunetas y caminos.
En la actualidad se trata de una especie muy deseada en los jardines y de la que se han obtenido numerosos cultivares, que ofrecen una planta cada vez más mejorada, vistosa y con infinidad de posibilidades de combinación.
Podría decirse que ya es casi imprescindible en diseños de plantación de estilo naturalista, jardines silvestres, grupos y macizos; rocallas y zonas secas del jardín. También se utilizan como flor cortada.
Y ya veis, aparentemente es un simple cardo, que se hace especialmente atractivo cuando los rayos del sol lo rozan para iluminarlo, como si de una vistosa bombilla redonda se tratara.
Los especuladores nos han reventado buena parte del paisaje, pero la naturaleza siempre plantará cara a su desatino, y este caso, además, si es preciso, pincha.








CONTENIDO RELACIONADO