Las praderas del High Line: celebrando en "Grassland Chelsea" | El Blog de La Tabla

14 septiembre 2016

Las praderas del High Line: celebrando en "Grassland Chelsea"


Grassland Chelsea en High Line Nueva York


Los herbazales o pastizales son aquellos ecosistemas donde predomina la vegetación herbácea. Estos ecosistemas pueden ser de origen natural, constituyendo extensos biomas, o ser producto de la intervención humana con fines de la crianza de ganado o recreación.


Hoy vamos a hablar de praderas, pero debemos tener en cuenta que el término pradera, aunque también es de amplio uso para referirse a los terrenos herbáceos; se ha circunscrito en cierto sentido a los pastizales de Norteamérica, debido al uso extendido de otros términos como sabana y estepas


“Grassland Chelsea” en el High Line
En su día comenté como es la labor de los voluntarios que ejecutan el llamado “Spring Cutback” al comienzo de la primavera e, incluso, como los jardineros del High Line han tenido la extraordinaria ayuda de alpacas peruanas para realizar esa labor.


Estamos a punto de comenzar el otoño, época en la que las praderas de la zona conocida como “Grassland Chelsea” del parque High Line de Nueva York alcanzan su pico de plenitud. Es entonces cuando se evoca lo que se pretendía en su día al diseñar este jardín: la densidad y diversidad de la vida en la pradera silvestre, extensiones que en gran parte del país ya han desaparecido. Con ello invitan a quienes visitan ese parque a conocer no solo la belleza, sino también la historia y forma de adaptarse de cada una de las especies de plantas que componen ese jardín.
Con tal motivo, durante el mes de septiembre, la asociación Amigos de la High Line celebra visitas temáticas y otras actividades en esa área especial del parque, ubicada entre las calles West 18th y West 20th. El objeto es destacar el patrimonio, diseño y ecología de las plantas, así como la historia cultural de las praderas.
El diseño de siembra realizado por Piet Oudolf se creó con ese propósito. Son jardines naturalistas que ofrece belleza a lo largo del año, sostenibles y, además, evocan las praderas naturales propias de Norteamérica, espacios que poco a poco se van perdiendo por la acción del hombre y que en los últimos años se intenta recuperar.


Diseñar los herbazales (praderas) 
Puesto que las praderas silvestres de Norteamérica fueron la matriz de las denominadas “Grassland Chelsea” diseñadas en su día por Piet Oudolf, es lógico que sean las gramíneas el punto fuerte de la plantación, junto a vivaces más vistosas que, de forma individual o en grupo, se esparcen alrededor.
En ese diseño entran en juego todos los sentidos a través del sonido, el movimiento, el color, el aroma y la textura.  Al llegar el otoño, las flores que permanecen forman un cálido relieve en tonos dorados.
Obviamente, las plantas que se cultivan en las praderas de la High Line están pensadas para cumplir una función ecológica en el jardín y difieren mucho del comportamiento de las plantas en las praderas silvestres, donde la altura de algunas especies, la profundidad de sus raíces y otras circunstancias harían imposible su uso en un jardín público.


Cómo fueron las praderas moldeando la historia humana
La inmensidad del paisaje sorprendió a los pioneros colonizadores, pero pronto sería descubierto el potencial agrícola de un suelo rico, lo que llevó a los colonos del Medio Oeste a transformarlo rápidamente en tierras de cultivo y pastoreo que servían para alimentar a gran parte del país.  Hoy en día, la tierra agrícola a desplazado esas praderas artificiales, dejando solo fragmentos.
Las praderas creadas en High Line tiene el propósito de recordar que es importante lograr un equilibrio entre las necesidades humanas y el entorno natural. Algo que estamos casi obligados a recordar a diario, para no dejar pasar ni un minuto sin respetar nuestro entorno.
La información facilitada por la organización del High Line incluye la lista de plantas utilizadas y que hacen posible recrear en cierto modo las praderas silvestres de Norteamérica. Con ellas os dejo.




VIVACES
Amorpha canescens
Amsonia hubrichtii
Aralia racemosa
Asclepias tuberosa
Astilbe chinensis ‘Visions in Pink’
Babtisia alba
Babtisia x ‘Purple Smoke’
Dalea purpurea
Echinacea purpurea ‘Sundown’
Eryngium yuccifolium
Heuchera villosa ‘Brownies’
Iris fulva
Knautia macedonica ‘Mars Midget’
Liatris pycnostachya
Liatris spicata
Lythrum alatum
Monada fistulosa ‘Claire Grace’
Parthenium integrifolium
Pycnanthemum incanum
Pycnanthemum muticum

GRAMÍNEAS
Andropogon gerardii
Bouteloua curtipendula
Eragrostis spectabilis
Panicum virgatum ‘Shenandoah’
Schizachyrium scoparium
‘Standing Ovation’
Sesleria autumnalis
Sporobolus heterolepis

TREPADORAS
Clematis pitcheri
Clematis virginiana
Lonicera sempervirens ‘Major Wheeler’


 VIVACES
Pycnanthemum virginianum
Rudbeckia subtomentosa
Salvia pratensis ‘Pink Delight’
Salvia x sylvestris ‘Rhapsody in Blue’
Sanguisorba canadensis
Sanguisorba obtusa ‘Alba’
Sanguisorba officinalis ‘Red Thunder’
Sedum ‘Red Cauli’
Silphium laciniatum
Silphium terebinthinaceum
Symphyotrichum (Aster) cordifolium
Symphyotrichum (Aster) oblongifolium
Symphyotrichum (Aster) laeve
 ‘Bluebird’
Trifolium rubens
Vernonia glauca
Vernonia noveboracensis
Veronicastrum virginicum



BULBOS
Allium atropurpureum
Allium obliquum
Allium sphaerocephalon
Anemone blanda ‘White Splendor’
Crocus sieberi ssp. sublimis ‘Tricolor’
Crocus tommasinianus
Eremurus stenophyllus
Muscari armeniacum ‘Valerie Finnis’
Narcissus ‘Intrigue’
Narcissus ‘Sailboat’
Tulipa hageri
Tulipa linifolia ‘Red Hunter’
Tulipa ‘Lady Jane’





CONTENIDO RELACIONADO