Pueblos con encanto y macetas en el suelo. Rubielos de Mora en Teruel | El Blog de La Tabla

12 septiembre 2016

Pueblos con encanto y macetas en el suelo. Rubielos de Mora en Teruel




Las macetas con geranios son mi punto débil. Las macetas con otras plantas, también. Me gustan los pueblos pequeños y si éstos tienen macetas en el suelo, en ventanas o en balcones, me gustan mucho más.

Hoy comparto las fotos de un pueblo con encanto, de esos que todos queremos fotografiar una y otra vez. Un pueblo ubicado en la provincia de Teruel, donde el jamón serrano es un manjar. Hay muchos rincones que visitar en Teruel, pero el turno le ha tocado a la villa de Rubielos de Mora (que no Mora de Rubielos, otro pueblo, situado a 14 kilómetros en dirección a Teruel).


Rubielos de Mora está emplazado en el piedemonte meridional de la sierra de Gúdar (Sistema Ibérico), a 929 metros sobre el nivel de mar, y a unos 55 km de la capital de provincia, Teruel.
El importante patrimonio de Rubielos ha propiciado que en 1980 la villa fuera declarada conjunto histórico-artístico y que, tres años después, recibiera el premio «Europa Nostra», además de medallas de turismo del Gobierno de Aragón y un Premio Nacional del Ministerio de Transporte, Turismo y Comunicaciones. Desde 2013 forma parte de la Red de Municipios más bonitos de España. Eso es lo que nos cuentan en Wikipedia y en este enlace tenéis toda la información sobre Rubielos de Mora, un pueblo cuya evolución demográfica a lo largo del siglo XX ha sido siempre negativa, desde los 2.257 habitantes de principios de siglo hasta los 570 de 1991. No obstante, en el siglo XXI su población ha subido y en 2014 eran 687 los habitantes censados en ese municipio.


Lugar de sellado en el Camino del Cid y también conocido como “Pórtico de Aragón”, cuando callejeamos por Rubielos vamos a encontrar casas solariegas y pequeños palacios donde destaca el trabajo de la piedra y la forja, sus aleros o sus escudos; además de los conventos con sus impresionantes claustros.
No pretendo hacer un recorrido por su conjunto histórico, sino uno más sencillo. Son algunas imágenes robadas principalmente a balcones con bellas balaustradas o a humildes macetas de barro con alegres geranios o zinnias que se sitúan en el suelo. También hay espacio para inmensas coles y vacas, también hay vacas. Son imágenes que guiñan el ojo al encanto de aquellos pueblos a los que siempre hay que volver, para que no pierdan ni un ápice de su encanto y conserven todo su patrimonio. 










CONTENIDO RELACIONADO