The New Wild Garden, jardin con diseño ecológico en Chelsea


The New Wild Garden RHS Chelsea Flower Show 2011 Nigel Dunnett


Un estudio-refugio en el jardín no está nada mal. Un jardín de estilo naturalista, con vivos colores y respetuoso con el medio ambiente, está también muy bien. Un jardín de lluvia en Chelsea Flower Show está mucho mejor.


El jardín en cuestión fue el primer jardín de lluvia que se presentó en ese festival y eso sucedió en 2011 y su diseñador fue Nigel Dunnett.

Hace unos días, al hablar del jardín que Nigel Dunnett exhibirá en Chelsea Flower Show 2017, mencioné que había participado en otras ediciones de ese festival, siempre desde su perspectiva ecológica proyectado hacia los jardines urbanos.


Un enfoque artístico para un diseño ecológico

En el jardín que presentó en 2011, aparecían sus temas recurrentes: dotar de un enfoque artístico el diseño ecológico; trabajar con plantas que le proporcionan una paleta de colores viva; y centrarse en el papel que puede jugar la horticultura, los jardines y el paisaje para hacer frente a los problemas acuciantes del medio ambiente urbano.

Dicho y hecho.  El despacho-refugio se creó a partir de un antiguo contenedor de transporte de mercancías. Un contenedor antiguo y muy viajero, porque se tomaron la molestia de investigar los diferentes lugares que había “visitado” a lo largo de su vida útil.


Un jardín de lluvia

El techo verde del contenedor recoge el agua de lluvia que libera lentamente, a lo largo del día, para su uso en el jardín.



En el diseño, esta "segunda vida" del contenedor se desarrolla en el centro del jardín. Un jardín cuya base era crear una “cadena de agua de lluvia” que minimice los problemas de inundaciones cuando se producen tormentas de agua. Un recurso que también incluye en el diseño del jardín que presentará este año (ver aquí). Un jardín de lluvia absorbe agua como una esponja y la devuelve al lugar deseado en el momento idóneo




Piedra seca y hábitat para invertebrados

Las paredes se formaron con una estructura permanente de piedra seca, que se convierte en un perfecto hábitat para insectos beneficiosos y polinizadores.
Para construir los muros, se apilaron capas de piedra seca en torno a un marco de acero. Las inserciones de acero rectangulares contenían materiales reciclados y reutilizados que servían para crear el hábitat ideal de diferentes invertebrados.

En la parte superior de los muros se plantaron especies alpinas y suculentas.



El diseño de siembra

La plantación del jardín se dividió en tres zonas distintas, atendiendo a diferentes requerimientos.

Una zona con plantas adecuadas para exposiciones muy soleadas, donde las especies elegidas ofrecían los tonos y densidad de flores propios de las plantaciones de pradera con las que suele trabajar Nigel Dunnett (Pictorial Meadow). 



Los colores son muy vivos (naranja, púrpura, etc…) porque quería alejarse de los tonos suaves y apagados que se habían visto hasta entonces en los jardines de estilo naturalista presentados en Chelsea Flower Show

En este caso, la siembra se realizó con una alta densidad de plantas, que venían en macetas pequeñas de 9 cm de diámetro, y las especies seleccionadas incluían: Geum ‘Princess Juliana’, Lychnis coronaria, Allium ‘Purple Sensation’ y Verbascum phoeniceum ‘Violetta’.

En los lugares cálidos y secos eligió especies como: Artemisia, Armeria, Scabiosa, Sanguisorba, combinadas con gramíneas del género Festuca y Setaria.

Para las plantaciones de sombra creó un bosque de abedules y una zona de descanso con bancos curvos. Bajo esos árboles, la siembra ofrecía especies con predominio de flores blancas o cremosas, que servían para iluminar las zonas oscuras; mezcladas con rosa y morado.


Como complemento a todas las características de la zona que se comporta como un jardín de lluvia, el diseño de plantación (creado por Sarah Price) incluía, lógicamente, especies que se desarrollan bien en humedales. Deschampsia cespitosa, Euphorbia palustris, Geranium sylvaticum, Iris sibirica, Lychnis flos-cuculi, Polemonium caeruleum, Osmunda regalis y Primula. 




Un jardín trasladado y reconstruido 

Como sucedió con el jardín que Nigel Dunnett diseñó en 2013 para ese festival, y que fue trasladado a un hospital, en esta ocasión, el jardín expuesto tuvo una segunda vida, ya que fue trasladado y reconstruido pieza a pieza en Slimbridge Wetland Center, institución a la que fue donado en apoyo a RBC Blue Water Project, un proyecto destinado a la protección de los recursos de agua dulce del mundo.

Jardín rhs chelsea 2011 Nigel Dunnett trasladado a Slimbridge Wetland Centre |  Foto SWC
Jardín trasladado a Slimbridge Wetland Centre |  Foto SWC
Jardín trasladado a Slimbridge Wetland Centre |  Foto SWC


Si el propósito de Nigel Dunnet era aunar estética y ecología, creo que este jardín estuvo a la altura de sus expectativas y, además, lo hizo por partida doble.

FOTOS E INFORMACION: NIGEL DUNNETT