Jardín ecológico lleno de fantasía y color. Les Jardins Rocambole



Sus propietarios lo definen como “Un jardín ecológico inusual en torno a un jardín lleno de fantasía y colorido para el disfrute de grandes y pequeños ...”


Quienes conocen Les Jardins Rocambole opinan que es una visita casi obligada si te encuentras por esa zona de Francia, concretamente en Corps-Nuds (población y comuna francesa situada en la región de Bretaña) y a 15 kilómetros al sur de Rennes. Allí, Luc Bienvenu y Christine Bannier han construido un gran espacio ajardinado de 6000 metros cuadrados, diseñado bajo criterios ecológicos.

Cursos y talleres

El jardín está abierto al público en verano y, con el propósito de alentar, educar y formar a los pequeños y no tan pequeños, se alquilan parcelas para huertos familiares, de 60, 95 o 140 m2, que se complementan con parcelas de 8 o 15 m2 en invernaderos de túnel.  Además, imparten cursos y talleres educativos sobre diferentes materias, siempre relacionadas con la jardinería y el cultivo orgánico. Eso sí, no falta el arte, como medio de expresión que atrae al jardín.
Reutilizando objetos reciclados

El terreno fue en su día la huerta familiar de Luc. Con el paso del tiempo, acabó convirtiéndose en un campo de pruebas para él. La experiencia en agricultura ecológica de Luc fue decisiva; su imaginación y su afición al reciclaje hicieron el resto. Luc solía guardar y buscar materiales (madera, hierro, vidrio…) con el fin de encontrar usos alternativos para ellos.

Esa actividad le llevó a crear un jardín que es todo un muestrario de elementos decorativos y útiles para el jardín, desde la recogida de agua de lluvia, hasta senderos y artilugios para atraer la fauna silvestre. Algunos parecen tener vida y sitúan al visitante en un mundo imaginario, un lugar de fábula que atrapa. Como es lógico, para los más pequeños, esa representación se convierte en un aliciente que les invita a quedarse allí más tiempo del que sus padres hubieran imaginado.


Cultivo orgánico

En el medio de todo es universo imaginario, crecen más de 70 variedades de frutas y verduras cultivados orgánicamente. Se pueden comprar o reservar plantas allí mismo. 

Las plantas se cultivan en invernadero a partir de semillas orgánicas certificadas (a excepción de algunas flores que figuran en su catálogo). 

Las plántulas son cultivadas en cama caliente, y posteriormente se plantan en el suelo o en un contenedor, que se sitúan en condiciones más frías para que se aclimaten y se hagan más fuertes. El suelo utilizado está certificado para su uso en la producción orgánica.

Mucha ecología, algo de espejismo y mucho color para “hacer los deberes” en el huerto… pinta muy bien, creo yo. Vamos a ver si es verdad. Las fotos son cortesía de Sergey Karepanov, excepto aquellas donde se indica el autor.