La belleza de las flores con Mandy Disher




Dijo en una reciente entrevista, en relación a una fotografía suya con flores de Cosmos Charm, que le encanta la sensación fresca de esas flores, la sencillez, la luz, la delicadeza y la elegancia de los pétalos de color blanco puro. Unos elementos que, unidos a un fondo elegante, formaban lo que ella considera ideal para un retrato floral.


Mandy Disher ha obtenido diversos premios y reconocimientos en diferentes ediciones del concurso internacional de fotografía que organiza Kew Gardens (IGPOTY). Entre otras fotos premiadas, fue maravillosa la del Lamprocamnos (Bleeding heart), por la que obtuvo un tercer premio en 2013 (ver aquí). 

Su premio más reciente, en IGPOTY N. 10, lo he mostrado hace unos días (ver aquí). Esos reconocimientos le permitieron dar un salto en su carrera, una carrera que comenzó gracias a su amor por la naturaleza y, especialmente, las flores.



Si tuviera que describir lo que me sugieren sus colecciones florales de fotografía, me resultaría casi imposible, porque es tal la delicadeza que irradian, que temo que cualquier palabra, adjetivo o recurso retórico podrían marchitar su belleza. Hay fotografías que es mejor observar, simplemente mirar, deleitarse e imaginar qué es lo que su autora o autor han querido expresar cuando realizaron la composición; elegido el modelo o simplemente capturado la escena.

Son trabajos minuciosamente preparados que hacen más compleja esa fotografía, porque existe un doble esfuerzo, el de crear la composición y, además, lograr que su creación sea vista tal y como ese autor la concibió, y todo ello sin perder naturalidad y frescura.

Las colecciones florales de Mandy Disher contienen bodegones que en muchas ocasiones están hechos con flores recién cogidas de su propio jardín, a las que les busca un sencillo soporte, como se aprecia en las flores de hortensia en un tarro de mermelada; o un fondo adecuado, a veces natural, como el que creó en una composición en la que los pétalos aterciopelados y el bellísimo tono oscuro de las flores del Cosmos atrosanguineus de su jardín, que ofrecían un delicado contraste con la luz de su soleado jardín como telón de fondo.

Tiene una espectacular colección de fotografías de flora congelada que recuerda mucho al trabajo de Debbie Hartley que compartí hace años (ver Flora fría, muy fría, congelada).

Todas las colecciones florales de Mandy Disher se pueden ver en su sitio web. Mientras tanto, las fotografías que comparto hoy son algunas de las que han dejado huella de su trabajo en diferentes ediciones de IGPOTY de Kew Gardens.









EXPLORA MÁS SOBRE ESTE TEMA