Una exploración botánica con nombre de mujer: Jeanne Baret



En el año 2012 hablé de una botánica pionera que se vistió de hombre para poder unirse a la primera expedición de Francia que se disponía a circunnavegar el planeta. Ella era Jeanne Baret y eso sucedió entre 1766 y 1769.

La ciencia no se escribe nunca con un solo nombre, puesto que detrás de cada célebre científico hay siempre un equipo, aunque sus nombres no siempre son conocidos. Si además nos referimos a una mujer, el tema se pone peor; y si ese hecho se produce en el siglo XVIII, se complica aún más. Pero eso tiene remedio.

Los hallazgos sobre la vida de Jeanne Baret

Hoy se celebra el Día Internacional de la Mujer y he querido rescatar un tema que descubrí en 2012, gracias al artículo publicado en la BBC , donde se habla de los hallazgos de Sandra Knapp, botánica del Museo de Historia Natural de Londres, quien ha investigado la vida de Jeanne Baret.

En dicho artículo se explica cómo una planta originaria de Perú y Ecuador, que se describió en 2012, lleva ahora el nombre de una botánica pionera, Jeanne Baret, que en 1766 tuvo que ingeniárselas para poder unirse a una expedición de Francia que pretendía circunnavegar el planeta. La expedición estaba formada por dos navíos comandados por Louis Antoine de Bougainville, quien llevó a bordo varios científicos, que incluían al botánico Philibert Commerson.


Sandra Knapp comenta que Jeanne era una chica joven de campo, y se cree que era ama de llaves y también amante del botánico Commerson. Esa expedición suponía viajar a lugares desconocidos y descubrir especies botánicas nuevas. Jean Baret no quiso perderse esa aventura y cuando Commerson fue seleccionado para la expedición alrededor del mundo, Baret se vistió de hombre para poder viajar como su ayudante.

Esa expedición duró tres años y el itinerario incluyó Brasil, Uruguay, Argentina, Madagascar, Tahití y otras localidades del Pacífico y el Océano Índico.

6.000 especímenes incluida la buganvilla

Baret y Commerson recolectaron cerca de 6.000 especímenes durante su travesía. Pero fue ella quien realizó gran parte del trabajo de campo, puesto que, cuando la travesía se encontraba en Sudamérica, Commerson enfermó y tuvo que permanecer en el barco. 
“Es una mujer trabajadora que viajó más que los aristócratas de su tiempo”
"es un modelo de fuerza, persistencia y dedicación".
"Siempre he admirado a exploradores, especialmente a los botánicos. Muchos, al igual que hoy en día, enfrentaron dificultades, pero ninguno pasó tantos sacrificios como Baret".



Eso es lo que explica el biólogo de la Universidad de Utah en Estados Unidos, Eric Tepe, quién, además, aclara que hay evidencia de que fue Jeanne Baret quien recolectó en ese viaje la planta más espectacular y conocida hoy en día: la buganvilla, nombrada posteriormente en honor del comandante de la expedición (género Bougainvillea Comm. ex Juss)


Nueva especie en honor a Barret: Solanum baretiae

Fue precisamente el biólogo Eric Tepe quién decidió dar el nombre de Baret a la nueva especie originaria de Ecuador y Perú. La nueva especie que Tepe eligió para homenajear a Baret fue nombrada en 2012 como Solanum baretiae sp. nov., una planta que sólo existe en la zona de Amotape Huancabamba, un área del Sur de Ecuador y Norte de Perú notable por su excepcional biodiversidad. 

Solanum baretiae Tepe. | A Hábito • B Flor que muestra corola y capullo  • C Flor con corola plana • D Fruto maduro • E Fruto inmaduro 

La especie se asemeja a Solanum chimborazense pero se diferencia de ella por sus flores más grandes, más flores por inflorescencia, y por tener patrones diferentes de pubescencia. Los pétalos de sus flores pueden verse en tonalidades de violeta, amarillo o blanco.

Baret admitió al capitán que efectivamente era una mujer cuando llegaron a Tahiti. Aunque sí es cierto que el capitán del buque, Bougainville, dejó constancia en su diario de los rumores que siempre hubo acerca de que el ayudante de Commerson era una mujer.

El reconocimiento le ha llegado, sí, aunque tardó algo más de lo que se merecía, a juzgar por las evidencias que se han encontrado sobre sus dificultades, sacrificios y logros botánicos durante la larga travesía de esta mujer pionera.