Llámalo primavera. Iris japonica (Lirio de Japón)


Iris japonica - lirio de Japón


Son flores que anuncian que el invierno comienza a esconderse. Flores de marzo, flores de primavera. Flores casi azules y plantas muy comunes en China y Japón.


Bonito lirio, muy bonito. De hecho, el gran artista botánico Pierre-Joseph Redouté incluyó una pintura de este lirio (conocido en ese momento como Iris fimbriata) en su Choix des plus belles Fleurs (1827-1833), en español ‘Selección de las flores más bellas '.


Iris Japonica

Nombre común: Lirio de Japón, fringed iris (EN)
Género: Iris
Familia: Iridaceae

Iris japónica es nativa de Japón (excepto Hokkaido, la segunda isla más grande de Japón y también una de las prefecturas del país), donde es común en las colinas boscosas. Se cultiva ampliamente, y es posible que las plantas que se desarrollan en sudoeste de China a gran altitud sean naturalizadas y no nativas.

Precisamente se introdujo desde China a Europa en 1792. Fue nombrada por Carl Peter Thumberg (1743-1828), médico y botánico sueco, protegido de Linneo y empleado de la Compañía Holandesa de las Indias Orientales, lo que le permitió visitar Japón desde 1775 hasta 1778, y recoger una impresionante variedad de plantas en una época en la que Japón se había cerrado a la mayoría de los europeos.


Planta rizomatosa perenne, que puede crecer hasta medio metro. Es fácil de cultivar en jardines templados cálidos. Sus flores blancas, marcadas con azul pálido y dorado le dan un atractivo que nada tienen que envidiar a la más bella de las orquídeas.

Necesita tierra rica y húmeda para desarrollarse bien y lo riegos tienen que ser regulares, pero sin excesos.

Al final de la primavera, cuando finaliza la floración, es recomendable cortar los tallos viejos. Así mismo, en otoño conviene retirar todo el follaje muerto.

Usos y propiedades

En la medicina herbal china, el rizoma se utiliza para tratar lesiones, y una decocción de la planta se utiliza contra la bronquitis, reumatismo y lesiones internas.

Cultivares

Ampliamente cultivada como planta ornamental, entre los cultivares más populares se incluyen Iris japonica ‘Ledger', de flores blancas con manchas de color púrpura y una cresta de color naranja, e Iris japonica 'Variegata' con hojas de rayas de color blanco cremoso.

Si los lirios asoman, la primavera no tardará en llegar, si es que no ha llegado ya.