Una de Instagram. Steve Lannin en el jardín de Allt-y-bela


“El sol es tan fuerte en esta época del año como lo es a finales de agosto, advertían en la radio esta mañana, apenas cinco minutos después de haber raspado el hielo de mi parabrisas. Efectivamente, a las 11 de la mañana el sol era cálido”.


“Las macetas de tulipanes están empezando a florecer y siempre me parece un momento emocionante”.

“La topiaria de Osmanthus que plantamos hace un par de semanas está ahora en plena floración y tiene muy buen aspecto”.

“Es posible que el verano no esté aquí todavía, pero hemos tenido un adelanto durante la última semana aquí en Allt-y-bela y ha sido bastante atractivo”


Estamos de nuevo en Allt-y-bela, el jardín de Arne Maynard, pero en esta ocasión lo hacemos acompañados de su jefe de jardineros, Steve Lannin, el autor de esas frases entrecomilladas y de muchas más que relatan su día a día trabajando en ese extraordinario jardín.

En su perfil de Instagram, Steve publica casi a diario imágenes que nos permiten ver cómo la luz del amanecer o la del atardecer otorgan aún más belleza a un jardín en sí hermoso, del mismo modo que lo hace la niebla. Nos ayuda a descubrir rincones de ese jardín, a pasear por él a través de las cuatro estaciones y a conocer cómo es el camino que lleva hasta allí. Nos muestra las flores frescas en la escalera de la casa medieval, que exhibe orgulloso para recordarnos donde y porqué trabaja allí. Tan mágicas como esas escenas son las palabras de Steve, su sensibilidad. Cualquier persona que es feliz en su profesión transmite una especie de serenidad que resulta casi contagiosa. 


Sigo esa cuenta hace ya mucho tiempo y he de reconocer que casi a diario busco su foto o fotos para deleitarme y dar un toque de luz al día.

Es su perfil de Instagram, sí, pero está dedicado a su trabajo como jefe de jardineros. Antes lo fue en los jardines de Sudeley Castle (Gloucestershire) y en los de Lowther Castle (Cumbria). Ahora, siempre en el Reino Unido, ese trabajo está en los jardines de Allt-y-bela, en Gales del Sur. Hasta allí nos vamos, porque hoy invita @stevelannin, no os defraudará.




fotos | STEVE LANNIN