Primula auricula, lo tuyo es puro teatro

Primula auricula. Auricula theatre
Foto Flickr


Es tal la admiración que sienten algunas personas por determinados géneros de plantas, que ya es habitual ver cómo se crean “escenarios” donde se disponen con todos los honores para aumentar el impacto visual. Son teatros en los que se exhiben algunas colecciones de plantas en formato pequeño.

Primula auricula y Galanthus (campanillas de invierno, snowdrops) son algunas de las plantas estrellas en esos “escenarios” cada vez más frecuentes en festivales y ferias de plantas y, como no, en jardines y hogares.




Lo tuyo es puro teatro

Siempre que veo estas presentaciones me viene a la mente la canción titulada Teatro e interpretada por La Lupe, de hecho la estoy escuchando ahora y me sirve de inspiración mientras escribo este post.

Pero no se trata de una moda actual, ni mucho menos, sino una costumbre recuperada del pasado. Esos llamados “teatros” fueron muy utilizados por la sociedad aristocrática inglesa durante el siglo XVIII. Servían para exhibir sus valiosas colecciones de plantas y, además, las protegían. 


Algunas plantas, como las plantas alpinas, requieren control de la temperatura, por lo que en ocasiones es preciso cultivarlas en invernadero aclimatado para mantener el aire fresco que necesitan.

En esas estanterías, que suelen situarse orientadas al norte o al este, el aire circula adecuadamente y entra solo la luz necesaria, y están bien resguardadas de la lluvia y los rayos de sol directos, que podría dañar las flores de sus preciadas plantas.



Foto Flickr


Primer “Auricula Theatre”

Fue la Primula auricula la primera especie protagonista en este particular teatro. El conocido como “Auricula Theatre” fue diseñado por primera vez por la viuda marquesa de Salisbury en el siglo XVIII, y fue recordado con motivo de la exposición ‘A Garden Within Doors’ (algo así como un jardín de puertas a dentro) que se realizó en el Museo Geffrye en 2010, un museo dedicado a la historia de la decoración de interiores inglesa en el distrito de Shoreditch, en el este de Londres.

Hoy en día, esa moda recuperada se presenta en diferentes tamaños y formatos, en función de gustos o necesidades. Si tenemos en cuenta que en la actualidad hay alrededor de 1.500 diferentes variedades de aurículas, no es de extrañar que existan expositores que pueden llegar a medir entre 2-3 metros de alto por 5-6 metros de ancho; con estantes de algo más de 1 metro de profundidad, conteniendo hasta 400 aurículas en pequeñas macetas de arcilla. 

Obviamente, las estanterías de estos particulares "teatros" tienen que llevar un techo inclinado para que el agua de la lluvia no dañe las plantas.

Pero si lo único que quieres crear es una presentación original para un grupo de macetas con cualquier especie de planta, el tema es mucho más sencillo, te sirve una  escalera o cualquier estantería vieja, aunque, en ese caso, el teatro no es igual, a cada cosa, su nombre.


Foto flickr 

Foto Flickr

Foto Flickr

Foto Flickr

Foto Flickr

Foto Flickr



Foto Flickr

Foto Flickr