Bunny Mellon: libros, jardines, la Casa Blanca y trampantojos

Manzanos en espaldera en el jardín de Bunny Mellon en Virginia. Oak Spring Garden


Cuando Bunny Mellon, filántropa, coleccionista de arte, diseñadora de jardines y amiga personal de la familia Kennedy, falleció en 2014, a los 103 años de edad, había dejado bien establecidas las bases de su fundación, Oak Spring Garden Foundation, dedicada a compartir los bienes que había donado: su residencia, el jardín y la Biblioteca Oak Spring Garden. 


Por expreso deseo de su fundadora, la misión de esta fundación es apoyar e inspirar nuevas ideas y acciones sobre la historia y el futuro de las plantas, incluido el arte y la cultura de las plantas, los jardines y los paisajes.


Bunny Mellon. Foto Fred R. Conrad/NYT


A la edad de diez años, comenzó a coleccionar libros y, a los doce años, trabajaba activamente en la jardinería. Una millonaria estadounidense que dio para muchas noticias relacionadas con el arte, la moda y los jardines. Nació en Nueva York en 1910. Heredera de la fortuna de Lambert (su abuelo Gerard Lambert inventó Listerine y su padre fundó Warner-Lambert) Rachel Lambert Mellon, apodada Bunny por su madre y conocida como Bunny Mellon, fue una autodidacta y consumada horticultora y diseñadora.


Manzanos en espaldera que conducen a un cobertizo en Oak Spring Garden



Oak Spring Garden

El paisaje que creó alrededor de su casa en Oak Spring Farms, una propiedad con 810 hectáreas en Upperville, Virginia, dan prueba de su capacidad de diseñar jardines y paisajes. Allí vivió con su segundo marido, Paul Mellon. La finca tiene 40 edificios, entre los que se incluyen 3 invernaderos aclimatados.

Dentro del jardín amurallado en Oak Spring Garden





La casa conduce al jardín, que se define por terrazas pavimentadas qu se suavizan con plantación de tomillo; paredes de piedra encaladas, pequeños estanques y árboles frutales en espaldera. A juzgar por su estructura, puede hacernos pensar en un hermoso jardín campestre francés, aunque también está inspirado en jardines amurallados medievales.

En el jardín destacan dos elementos: un largo túnel a base de árboles de manzano variedad 'Mary Potter' que fueron entrenados para crecer en un dosel y que Bunny Mellon podaba minuciosamente. Esa pérgola conduce a un encantador invernadero donde el artista francés Fernand Renard creó murales de trampantojo (trompe l'oeil) que van desde el suelo hasta el techo. Una maravilla ver esas imágenes en las que tienes que fijarte bien para poder distinguir dónde termina la realidad y donde comienza la fantasía.


Trampantojo en el interior de un cobertizo e invernadero en Oak Spring Garden


También amasó una formidable colección de libros raros sobre jardines. De hecho, su colección de libros antiguos de jardín, manuscritos e ilustraciones botánicas era tan extensa que empleó a una bibliotecaria para cuidarlos, y encargó a los estudiosos que escribieran una serie de volúmenes basados en su rico contenido hortícola. 

En la actualidad, la Biblioteca Oak Spring Garden comprende una colección de más de 16,000 objetos, incluidos libros raros, manuscritos y obras de arte que datan del siglo XIV. La colección abarca principalmente obras relacionadas con la horticultura, el diseño del paisaje, la botánica, la historia natural y los viajes de exploración botánica. También existen obras cuyos componentes están relacionados con la arquitectura, las artes decorativas y la literatura clásica.


Bunny Mellon y John. F. Kennedy. Agosto 1961. Foto: John F. Kennedy Presidential Library and Museum



La Casa Blanca

Uno de los signos distintivos de Bunny Mellon en jardinería era el uso de topiaria en macetas y los bordes bajos de setos de boj (Buxus sempervirens) para definir espacios en el jardín. No fue ajena a la influencia de los jardines europeos que visitó, y los macizos de flores formales, propios de los jardines franceses, bordean un jardín central creado para uno de los dos diseños que aún adornan los terrenos de la Casa Blanca: el Jardín de las Rosas (The Rose Garden) y el Jardín del Este (Jacqueline Kennedy Garden).  

Todo comenzó cuando, en 1961, la visita de estado europea de John y Jacqueline Kennedy incluyó paradas en Austria y Gran Bretaña. No pasaron desapercibidos para el presidente Kennedy los jardines de Schönbrunn en Viena, donde se encontró con Nikita Khrushchev, y las fronteras inglesas de los Windsor en el Palacio de Buckingham. 

Estaba claro que los jardines de la Casa Blanca no estaban a la altura y Kennedy recurrió a la amiga de la familia, Rachel Lambert Mellon (Bunny Mellon), para rehacer los jardines que flanqueaban el ala oeste. Ella, a su vez, llamó al arquitecto paisajista de Washington Perry Wheeler para que le ayudara en ese ambicioso proyecto, que se convertiría en el Jardín de Rosas de la Casa Blanca. 

Cuando diseñaron el Rose Garden para el presidente Kennedy, escogieron a un horticultor para que supervisara la instalación, Irvin Williams, que se convertiría en el jardinero jefe (head gardener) de la Casa Blanca durante cuarenta y seis años.


The White House. Rose Garden

John John Kennedy ca. 1963. The White House. Rose Garden


En el Jardín de Rosas, las camas estaban ancladas por rosas, que Mellon señaló como "la única flor que une a todos los ocupantes a lo largo de la historia de la Casa Blanca". Junto a las rosas se incorporaron tulipanes y jacintos de uva, pensamientos, geranios y lirios, heliotropo y crisantemos, una sucesión estacional, dicen, que hubiera complacido a Thomas Jefferson. 

El jardín, de aproximadamente 38 metros de largo y 18 metros de ancho, absorbió cantidades de plantas. Entre los arbustos, hay que destacar el boj 'Green Pillow' suministrado por Hohman, un extraordinario plantador, especializado en árboles y arbustos inusuales. Ese jardín se convirtió en el escenario favorito para ocasiones como la presentación, el 10 de octubre de 1963, de los siete astronautas del Proyecto Mercury.


The White House. East Garden/ Jacqueline Kennedy Garden. Foto: White House Historical Association


El éxito de ese jardín llevó al presidente Kennedy a encargar otro jardín a Bunny Mellon. En esta ocasión se trataba del Jardín situado en el ala este (East Garden). Las obras del jardín tuvieron que pararse tras el asesinato de Kennedy el 22 de noviembre de 1963. Un año después, Perry Weeler y el jefe de jardineros, Irvin Williams, continuaron su construcción.  El jardín se inauguró en abril de 1965 y el presidente Johnson lo nombró oficialmente como Jacqueline Kennedy Garden.


Jardín, invernaderos y trampantojo


Oak Spring Garden


Un paseo desde Upperville hasta Washington DC. Un invernadero con vistas al jardín, cobertizos, herramientas, trompe-l'œil... Yo, con vuestro permiso, hoy me voy a quedar especialmente ensimismada mirando esos trampantojos de Fernand Renard, una joya de murales que no puedo dejar de observar (y disfrutar). Al fin y al cabo, se tiene que estar muy bien en ese invernadero y, si tenemos una necesidad imperante de volver a la realidad, solo tenemos que mirar a la puerta y saldremos hacia el jardín, que tampoco es un mal plan.















EXPLORA MÁS SOBRE ESTE TEMA