Moda muy florida en Great Dixter Gardens



La moda cada vez más cerca de las plantas, de los jardines, y no me refiero solo a los estampados de los tejidos, sino también a los escenarios donde se presentan las nuevas colecciones. A veces son puestas en escena inspirados en plantas y sus flores, gracias a coloridas instalaciones. En otras ocasiones son los propios jardines los que ambientan pasarelas y reportajes de moda


Como comenté en su día, las flores y los jardines combinan muy bien con diversas disciplinas, entre ellas la moda. Fue realmente inspiradora, por ejemplo, la exposición Vogue. Like a painting que se exhibió en el Museo Thyssen-Bornemisza en 2015 y que también he mencionado en el blog.

Un año después, una marca española de lujo (Loewe) presentaba la exposición “Past, Present, Future” en el Real Jardín Botánico de Madrid. La exposición incluía fotografías de Steven Meisel de bodegones con arreglos florales, que eran imágenes inspiradas en la vida y obra de Constance Spry (1886-1960). Tenéis más detalles aquí: Constance Spry y su particular revolución del diseño floral.

Bien, pues la moda continúa. Me refiero a esa tendencia de unir diseño de moda con plantas y jardines. En esta ocasión se trata de un reportaje publicado en la revista Harper’s Bazaar que no tiene desperdicio, porque nos traslada nada más y nada menos que a los jardines de Great Dixter en East Sussex, Inglaterra.





Great Dixter se pone (más) de moda

En el blog he mostrado las extraordinarias y características composiciones con macetas en esos jardines. También hemos hecho una visita de la mano de su head gardener, Fergus Garrett, gracias a un vídeo maravilloso que compartí en su día, podéis verlo aquí

Incluso, sabemos cuáles son algunas de las plantas favoritas de Fergus Garret, tal y como mostré en su día en este artículo o una de sus borduras inglesas en verano, como se muestra en este enlace.




Que la moda (de los jardines) continúe

Hoy estamos de nuevo en Great Dixter Gardens y lo hacemos gracias al reportaje realizado por la fotógrafa con sede en Londres, Agata Pospieszynskaa, a la modelo británica Sam Rollinson, con ese escenario ciertamente evocador. Las fotografías son, sin duda, muy bellas.


El artículo aparece publicado en la edición británica de Harper’s Bazaar, prestigiosa revista de moda fundada en 1867 en Estados Unidos y que en la actualidad tienen ediciones propias en Reino Unido, Australia, India y Vietnam; y se publica en diferentes idiomas en 30 países de todo el mundo. Vamos a pensar que todo ese poder de convocatoria puede favorecer y fomentar el interés por los jardines y la jardinería. Esperemos que sirva para que aquellas personas que no tiene ninguna vinculación con el jardín y todas sus vertientes, sea capaz de ponerlo en valor y trasladarlo más allá de la moda y las pasarelas. Que la moda (de los jardines) continúe y vamos a disfrutar de ella.












EXPLORA MÁS SOBRE ESTE TEMA