Un jardín terapéutico y ganador en Hampton Court 2017. Caudwell Children's Wild Garden



Este año, los jueces que han otorgado el premio al mejor jardín (Best in Show) en Hampton Court Flower Show, se han fijado en un jardín sensorial, un jardín que no solo se exhibe en Hampton Court, sino que, posteriormente, será traslado al centro terapéutico que inspiró su diseño. Así, empezamos bien ¿verdad?

El jardín está patrocinado por la firma Zoflora y diseñado por Adam White Andree Davies. Se ha creado con el propósito de instalarlo posteriormente en Caudwell International Children’s Centre en la Universidad de Keel, en Staffordshire, Reino Unido. Se trata de un centro que proporciona apoyo a niños con trastornos del neurodesarrollo, en particular el trastorno del espectro autista (TEA).

Sus creadores han pensado en un extenso jardín de estilo silvestre que transmite sensación de descanso. El jardín se sitúa en un entorno boscoso y tiene un arroyo de poca profundidad. Un espacio al aire libre para ser disfrutado por niños y mayores, pero que brinda la oportunidad de demostrar la capacidad terapéutica que pueden llegar a tener los jardines. 



No se trata de un jardín infantil, aunque sí incluye algunos elementos propios de ese tipo de espacios. Sin embargo, en el diseño lo que sí se destaca son las cualidades beneficiosas de un jardín terapéutico

Para ello, se recurrió a plantaciones que permiten interactuar y jugar, como plantas comestibles; montículos de hierba silvestres, nidos en las copas de los árboles, una enorme roca giratoria; una cueva secreta de hongos; un gigantesco tronco de roble hueco y oportunidades para jugar y explorar con agua. 

Se han tenido en cuenta, también, una serie de espacios aislados dentro del jardín, que ofrecen un lugar seguro para relajarse - una característica clave en el diseño de espacios para niños con Trastorno del espectro autista (TEA).

El jardín me pareció encantador al ver las primeras imágenes y no supuse en ningún momento que se trataba de un jardín pensado para niños. Después, al conocer la finalidad de ese proyecto me fascinó aún más. Creo que yo también le voy a dar la medalla de oro.





FOTOS| rhs 


MÁS SOBRE