Flores en Atacama. El desierto más árido del planeta vuelve a florecer

flores silvestres color blanco
 EFE


Las flores silvestres despiertan de nuevo, coloreando desde mediados de agosto el desierto de Atacama. Se prevé que esa floración se prolongue con igual intensidad durante las dos primeras semanas de septiembre. No le correspondía este año - se supone que ocurre con una distancia de cinco o siete años- pero el cambio climático actúa y la naturaleza responde.


Si buscas referencias sobre el desierto de Atacama, el desierto más árido y soleado del planeta, lo lógico es que encuentres información que afirme que la lluvia posible de ser medida —es decir, de 1 mm o más—  en Atacama tiene lugar una vez cada 15 o 40 años. Incluso, se han registrado periodos de hasta 400 años sin lluvias en su sector central. Pero es obvio que el cambio climático ha modificado ese escenario.

EFE


Cambio climático y El Niño

El desierto florido sucede gracias a la capacidad de algunas plantas adaptadas al clima desértico (xerófilas o xerófitas) de mantener, durante años o décadas, sus semillas en forma inerte algunos centímetros debajo de la superficie. Esas semillas solo brotan cuando las precipitaciones traen agua suficiente para iniciar su ciclo de vida.  

El desierto de Atacama floreció por última vez hace dos años (ver: Flores en Atacama. El desierto florido en2015). Es decir, se confirma que ese acontecimiento se ha vuelto recurrente debido a la presencia de El Niño (fenómeno climático relacionado con el calentamiento del Pacífico oriental ecuatorial), que este año trajo intensas precipitaciones en las regiones del norte de Chile durante los meses del invierno austral, dando paso, de nuevo, al deslumbrante desierto florido en Atacama.


Desierto florido de Atacama 2017

Con una extensión de 105.000 km2, algunas de las especies endémicas de Chile que luchan por sobrevivir en Atacama asoman de nuevo. El tono violeta y blanco lo traen los suspiros de campo (las flores azules de Nolana acuminata y las flores blancas de Nolana baccata). Al amarillo de las Añañucas (Rhodophiala rhodocirion) y el azul de las celestinas (Zephyra elegans), se unen las patas de guanaco (Cistanthe cachinalensis) que crean una alfombra de color fucsia resplandeciente. Alcaparra; amancay; azulillo; cardo santo; huilli; churqui; copao; lirios de campo; napin; ortiga caballuna; tunilla; tupa; varilla; viola del campo; pakul; punar (celestina); relicario; flor del minero; rosita; suspiro del mar; té de burro y tomatillo. Bueno, y alguna especie más, pero no caben todas en el blog… aunque parece que sí en la región de Atacama, a juzgar por esas coloridas alfombras florales que están creando durante estos días.

Existen solo tres lugares en el mundo donde los clásicos desiertos florecen y están en Estados Unidos, Australia y Chile. Nosotros hoy nos quedamos en el norte de Chile, donde podremos admirar esas plantas heroicas cada vez más familiares para todo el mundo.


flores silvestres color blanco
 MARTIN BERNETTI / AFPBB News / Getty Images

flores silvestres color rosa
 MARTIN BERNETTI / AFPBB News / Getty Images

flores silvestres color rosa
 MARTIN BERNETTI / AFPBB News / Getty Images

flores silvestres color amarillo
EFE

EFE

EFE

flores silvestres color amarillo
EFE



flores silvestres color blanco
EFE

flores silvestres color blanco
EFE


EFE

Flores silvestres desierto Atacama 2017. Suspiros lila, Nolana rupicola
Flores silvestres desierto Atacama 2017. Argylia radiata

EFE

Flores silvestres desierto Atacama 2017. Huilli (Leucocoryne)


MARTIN BERNETTI / AFPBB News / Getty Images


EXPLORA MÁS SOBRE ESTE TEMA