Una de Instagram. Diseño floral con Claire Victoria Bowen



Su pasión por las flores comenzó en la década de 1990, pero inicialmente no fue un camino de rosas, puesto que su empeño en acercarse a todo lo que tenía que ver con la naturaleza no parecía dar los frutos deseados. No existía una comunicación fluida.

Instagram es terreno abonado para que los artistas florales muestren sus logros a diario. Un millón para elegir, pero cada persona es un mundo, y siempre encontramos algún perfil que nos llama especialmente la atención. No porque sea mejor otros, o tenga algo extraordinario que ofrecernos. No siempre es esa la cuestión. Se trata de algo más sencillo, hay artistas que nos llegan al corazón y a partir de ese momento, todo cuanto hacen nos agrada.




Claire Victoria Bowen decidió continuar con su trabajo en una oficina, hasta que una serie de circunstancias la llevaron a dejar ese trabajo y replantearse sus prioridades.

El cambio se produce en 2013. Comenzaron las caminatas con su nueva perra (Hilda) a través de bosques y brezales; a lo largo de canales y junto a setos. Todo eso despertó en ella un interés renovado hacia las flores y el follaje.

Precisamente en uno de esos paseos conoció a un ecologista que le ayudó a sensibilizarse con temas medioambientales. Ese interés se fue transformando en un objetivo y con el tiempo creó la empresa de diseño floral y decoración de interiores llamada Hoeneysuckle and Hilda. Su pretensión es trabajar en armonía con la naturaleza, proteger los recursos naturales y seguir el ritmo de las estaciones. No sabría valorar hasta donde llegan sus nobles propósitos, pero sus trabajos son inspiradores y pueden verse a diario, con los correspondientes comentarios en inglés, en su perfil de Instagram. Hoy nos moveremos entre Londres y Oxfordshire, porque invita @honeysuckle_and_hilda





















EXPLORA MÁS SOBRE ESTE TEMA