Los árboles en otoño en el Real Jardín Botánico. Pura emoción



No lo digo yo, lo dicen ellos. Yo solo miro y remiro cada día las fotos que comparten desde el Real Jardín Botánico en las redes sociales. Como ellos mismos afirman, ¡pura emoción!


No es para menos, son árboles monumentales. Especies que en ocasiones nos acercan a rincones lejanos del mundo y suben casi hasta el cielo para recordarnos que somos muy pequeños. 

En el Jardín Botánico de Madrid nos están paseando a diario por el otoño, presumiendo casi sin piedad, y saltan de un árbol a otro para que no nos perdamos ni un solo color. Nos recuerdan constantemente que en esta época del año podrás vivir "momentos irrepetibles".


Arbol hojas amarillas otoño. Olmo del Cáucaso. Zelkova carpinifolia


Nos muestran, por ejemplo, cómo "el olmo del Cáucaso (Zelkova carpinifolia) resplandece como una antorcha", realmente espectacular, claro que sí. Se trata de una especie oriunda de Transcaucasia, Irán y Anatolia; un árbol caducifolio que puede superar los 30 metros, cuya corteza es lisa y grisácea. Sus hojas elípticas a oblongas, son agudas en el ápice, redondeadas o ligeramente acorazonadas en la base.

No pueden faltar en esa exhibición otoñal las hojas que caen "Como en cascadas de oro". Son las hojas del ginkgo (Ginkgo biloba) la especie viva más antigua de la Tierra.  Se trata de un árbol de hoja caduca y porte elegante que puede alcanzar los 40 m de altura, con una corteza bastante suberosa y fisurada de color gris claro. Tenéis más detalles aquí: Longevidad y resistencia: Ginkgo biloba.

De repente, irrumpen las hojas doradas de Zelkova schneideriana del que nos cuenta que "es un árbol procedente de China donde es habitual encontrarlo próximo a lugares sagrados y templos antiguos. Solo se conservan poblaciones naturales en lugares inaccesibles y alejados de los núcleos de población humana." 

No está nada mal cuando nos sorprenden y nos dan los ¡Buenos días otoñales! diciendo que "las hojas de Platycarya strobilacea pone el amarillo; Lagerstroemia indica el rojo y el verde otras caducifolias que esperan su turno de cambio de color"

No faltan guiños a la fauna del jardín con una preciosa foto que nos muestra "El reposo de la garza real (Ardea cinerea)", como tampoco se olvidan de mostrar "pinceladas de color rosa entre la hojarasca" gracias a las flores de Nerine bowdenii.

A veces, también juegan con algunas hojas y nos regalan fotos de las composiciones que se pueden permitir hacer, porque si hay algo que abunda en el Botánico de Madrid son árboles, y como no faltan los de hoja caduca, para ellos "el otoño es un juego de hojas".





El otoño sin referencias literarias estaría incompleto, y hasta en eso han sabido elegir las palabras que acompañan a una imagen con hojas de roble. Han seleccionado un párrafo del poema de Mario Benedetti, A la izquierda del roble, que dedicaba al Museo y Jardín Botánico Profesor Atilio Lombardo, de Montevideo, Uruguay, conocido simplemente como Jardín Botánico; pero, al fin y al cabo, un poema que bien se puede trasladar al Jardín Botánico de Madrid y este es el párrafo que nos mostraban:

"No sé si alguna vez les ha pasado a ustedes
pero el Jardín Botánico es un parque dormido
en el que uno puede sentirse árbol o prójimo
siempre y cuando se cumpla un requisito previo, que la ciudad exista tranquilamente lejos."  Mario Benedetti - A la izquierda del Roble

En una ocasión también nos preguntan ¿Alguna vez has sentido el deseo de detener el tiempo? al mostrarnos fotos que literalmente quitan el hipo. Pero el tiempo no se detiene, y después de esa foto vienen otras. Siempre en otoño, y con las hojas que ya van cayendo y alfombrando el suelo.

El espectáculo no para y no pueden evitar afirmar lo que todos también opinamos: ¡Qué bien nos sienta el otoño!

Yo me voy a permitir hacer uso del mismo poema de Mario Benedetti y he seleccionado el párrafo final para despedirme por hoy:

“No sé si alguna vez les ha pasado a ustedes
pero cuando la lluvia cae sobre el Botánico
aquí se quedan sólo los fantasmas.
Ustedes pueden irse.
Yo me quedo.”



Hojas amarillas, rojas y verdes de Platycarya strobilacea, Lagerstroemia indica y otras caducifolias


árbol procedente de China con hojas amarillas otoño. Zelkova schneideriana

Hojas amarillas de roble en otoño en jardin botánico (Quercus robur)


hojas amarillas otoño arbol ginkgo (Ginkgo biloba)


Aves en el jardín botánico de Madrid. garza real (Ardea cinerea)

flores color rosa de Nerine bowdenii




EXPLORA MÁS SOBRE ESTE TEMA