Jardines de Villa Balbiano en el lago de Como: una restauración con premio



Su espectacular ubicación y valor histórico es uno de los factores que me han animado a detener la mirada en Villa Balbiano, a orillas del lago de Como. La restauración de su jardín histórico ha despertado mi curiosidad.


Figurar el diseño de jardines que tienen que competir con un paisaje imponente, es suponer que detrás existe una buena dosis de sensibilidad aderezada con una gran creatividad. La experiencia también cuenta, por supuesto, y quienes llevan tiempo realizando restauraciones de jardines históricos saben que tienen ante sí una gran responsabilidad cada vez que se ponen manos a la obra con un nuevo proyecto. Pero, supongo que con los años y la práctica la mano tiembla menos.




Jardín histórico a orillas del Lago de Como

Villa Balbiano, frente a la isla Comacina y a pocos pasos de Villa Balbianello, es una de las villas más populares de la comuna de Tremezzina y la residencia preferida por los cineastas como George Lucas y Steven Soderbergh.

Es una de las mansiones históricas más importantes a orillas del Lago de Como. La casa data del siglo XVI, cuando era propiedad de la familia de Paulo Giovio. Fue comprada por el cardenal Angelo Maria Durini en 1778. Amplió tanto la casa como los jardines, donde erigió estatuas y fuentes, y abrió nuevas avenidas entre setos y pérgolas, convirtirtiendo la villa en un famoso lugar de encuentro para destacados dignatarios y literatos de la época. Después de varios propietarios, fue restaurado posteriormente, poco después de la mitad del siglo pasado, por Hermann Hartlaub, antes de ser cedido a los propietarios actuales.

Para ubicarnos, conviene recordar que el lago de Como está situado en la región de Lombardía, en Italia, más específicamente en las provincias de Como y Lecco. Se sitúa a 199 metros de altitud sobre el nivel del mar y tiene una superficie de 146 km². Con sus 416 metros de profundidad (en la presa de Argegno) es uno de los lagos más profundos de Europa. Es el tercer lago más grande de Italia, después del lago de Garda (1º) y el lago Maggiore. Tiene forma de una "Y" invertida. 



Esa es la descripción que nos facilita Wikipedia, pero a esos datos podemos añadir que las numerosas imágenes que es posible apreciar, aunque solo sea en fotografías o vídeos, nos llevan a un entorno idílico, bien conocido por las atractivas villas que se han construido allí desde la época romana, y siempre han sido fuente de inspiración para poetas, escritores y viajeros. 

Muchas de esas villas a orillas del lago tienen espectaculares jardines con plantas tropicales, que se benefician del clima templado inducido por la presencia estabilizadora de 22.5 km³ de agua del lago.



Una idea real de lo que había antes

En febrero de 2015 se hacía público que el organismo italiano competente en esta materia, la Sprintendenza per i Beni Architettonici e Paesaggistici, había dado permiso para la restauración del paisaje y propuestas de mejora del importante monumento histórico de Villa Balbiano.

El proyecto para dar una nueva vida a sus jardines ha sido diseñado por el arquitecto paisajista británico Christian Sweet, que acaba de obtener el premio a la mejor restauración de jardín histórico (Historic Garden Restauration Award) en los SGD Awards que el pasado 2 de febrero celebró la Sociedad de Diseñadores de Jardines británica. Tenéis más detalles en este enlace. De este trabajo destacaron que se había logrado dar una idea real de lo que había antes, con una interpretación sensible del contexto histórico y una cuidadosa atención a los detalles en la restauración.

El estudio de arquitectura y paisajismo que Christian Sweet y su esposa Debbie poseen en Somerset (Colson Stone Practice) tiene en su haber una amplia gama de proyectos de prestigio en todo el Reino Unido y Europa. Dentro de los diferentes trabajos que realizan, hay un apartado muy especial dedicado a la conservación y gestión de jardines históricos. Para ejecutar las obras del proyecto de Villa Balbiano, que han llevado un año y medio aproximadamente, se designó a una empresa de paisajismo local (Peverelli)



El proyecto tenía el espíritu de construir sobre el marco formal sobreviviente y mejorarlo para mejorar con ello el entorno de Villa Balbiano.

Para lograrlo fue fundamental restablecer el aspecto abierto y las amplias vistas del lago hacia el oeste. Un programa de poda y limpieza restaurativa permitió que la luz volviera a las ventanas de la Villa y reveló un césped amplio e informal, adornado con una colección de impresionantes árboles maduros. La elegante piscina ornamental forma el punto focal de ese césped.

Los jardines restantes se dividen en una serie de salas distintas, cada una con su propio carácter individual. Incluyen: un huerto ornamental; un sendero de vides sombreado; un jardín de borduras mixtas de arbustos; un jardín de rosas y una terraza jardín, que se completa con una pérgola adornada con glicinas y jazmines.

El proyecto también incluyó la reparación y renovación de las fuentes y cascadas centrales, por las cuales la Villa es bien conocida y forman la pieza central de la vista principal norte-sur.

Hoy, las imágenes nos llevan al lago de Como o Lago di Como, en italiano; y la Villa Balbiano y sus jardines nos trasladan a otra época. Todo, sin movernos de casa. 

 













EXPLORA MÁS SOBRE ESTE TEMA