¿Existe el tulipán negro?

Tulipa '"Vincent Van Gogh"


Los tulipanes son muy populares debido a las múltiples variedades y bellos colores de sus flores.  En Holanda se han cultivado durante siglos después de que los primeros bulbos llegaron a los Países Bajos a través de Austria y Amberes. A pesar de los numerosos intentos, nunca ha sido posible cultivar un tulipán completamente negro hasta la fecha


Algunas variedades de color púrpura oscuro se acercan y se consideran negras, pero no lo son. Siempre hay un poco de púrpura. Pero, quien sabe, tal vez haya un tiempo, después de 2018, en el que sea posible cultivar un tulipán completamente negro.


Tulipa ‘Couleur Cardinal’, Tulipa ‘Paul Scherer’ y Tulipa ‘Prinses Irene. Sarah Raven


Del mito del tulipán negro tiene buena culpa la novela de Alejandro Dumas ‘El Tulipán Negro’ (La Tulipe Noire), escrita en 1850. Pero la historia sobre el tulipán negro es básicamente una cuestión de fe y superstición. Lo que sí es una realidad es que los cultivadores holandeses de tulipanes han estado buscando esta flor exclusiva durante siglos. De momento, los verdaderos tulipanes negros no existen, en realidad los que se han logrado son de color púrpura muy oscuro. Hasta la fecha, nadie ha tenido la fortuna de conseguir un tulipán totalmente negro y lo más cerca de ese color se introdujo en 1997.





Publicidad


En 1891, un reconocido cultivador llamado Krelage produjo un tulipán negro, 'La Tulipe Noire', pero era más morado que negro.  El tulipán ‘Queen of Night’, registrado en 1955, es muy oscuro, pero principalmente de color berenjena y 'Black Parrot' tiene un brillo púrpura y, por lo tanto, no es realmente negro.


Geert Hageman y Tulipa ‘Paul Scherer’

Más recientemente, en la década de 1970, Geert Hageman, un productor de Oude Niedorp, una aldea en el norte de los Países Bajos, cruzó 'La Tulipe Noire', 'Black Parrot', 'Black Beauty' y 'Yokohama' en todas las combinaciones posibles. Todos los esfuerzos de Geert Hageman se habían centrado en hacer creer un tulipán casi negro. Hasta entonces, los numerosos cruces entre tulipanes púrpura y morado oscuro, siempre habían dado lugar a tulipanes en un tono morado. Era consciente, pues, de que la posibilidad de lograr un tulipán negro era remota. De hecho, desde el siglo XVI se había intentado sin éxito.

 Tulipa ‘Queen of Night’

Tulipa 'Black Parrot'

En julio de 1979 recolectó las semillas de 20 plantas madres, que juntas produjeron mil semillas viables que a su vez fueron sembradas en bandejas de semillas codificadas. Por primera vez, las semillas individuales florecieron en febrero de 1980 en los invernaderos.

En la información que facilitan en el sitio web del Museo del tulipán, se menciona que el 18 de febrero de 1986, poco después de la medianoche, Geert Hageman hizo una ronda final a través de sus invernaderos. Había estado esperando impaciente durante días el momento en que miles de tulipanes florecieran. Los tulipanes en cuestión eran el resultado de un nuevo y prometedor proyecto de cruzamiento. Aunque afuera la temperatura era muy inferior a cero grados, en los invernaderos se disfrutaba de unos agradables 20 grados, por lo que pronto, los primeros brotes comenzarían a mostrar el color final de la flor.

Cuando Hageman volvió a mirar las hileras de tulipanes y, en medio de todas las hojas, descubrió un capullo de tulipán pequeño, brillante y muy oscuro pensó que finalmente, después de muchos años, el milagro había sucedido: ¡el primer tulipán negro se hizo realidad!  Pero el tulipán negro en cuestión, en realidad es de color púrpura oscuro e hizo su entrada en el mercado en 1997 con el nombre de Tulipa 'Paul Scherer'.

Tulipa 'Paul Scherer'

Tulipa 'Paul Scherer'


Mientras esperamos la llegada de ese tulipán completamente negro, os recomiendo estar al tanto de las actividades que se realizan estos días, y hasta el 20 de mayo, en el Real Jardín Botánico, Madrid, y que giran en torno a la exposición “Tulipa, tulipae. El tulipán ilustrado”, una muestra que nos sumerge en la historia de está flor tan admirada y deseada.