Mañana de primavera de James Tissot

Mujer con sombrilla en un jardín en primavera
Spring Morning (detalle), James Tissot ca. 1875 | Tissot



Con esta ola de frio siberiano resulta un tanto difícil imaginar una cálida y luminosa mañana de primavera en el jardín. Pero la magia del arte es que nos ayuda a viajar a escenarios idílicos con solo una fugaz mirada.


Hoy nos ayuda a aproximarnos a la primavera una pintura de James Tissot (Nantes 1836–1902 Chenecey-Buillon), pintor e ilustrador francés. Antes de trasladarse a Londres, en 1871, Tissot fue un pintor exitoso de la sociedad de París y se hizo famoso por sus pinturas de mujeres vestidas a la moda, que se muestran en diversas escenas de la vida cotidiana, en este caso, en un jardín.

Spring Morning 

Durante un siglo, hasta que Spring Morning reapareció en una subasta en 1981, su composición solo se conocía a través de la obra realizada mediante grabado a punta seca (el artista dibuja la imagen sobre una lámina de zinc, cobre, sin tratar, o de acrílico o plástico utilizando un instrumento que parece un lápiz, con punta de diamante, o simplemente metal afilado). Al parecer, era una práctica común para Tissot, no solo repetir sus pinturas como aguafuertes, sino también reutilizar y combinar figuras, motivos, disfraces y composiciones. De hecho, el vestido de esta obra aparece en otras pinturas suyas.

Dicen los expertos que Tissot fue un ávido aficionado de los grabados en madera japoneses, de los que se piensa que se derivan rasgos como la figura silueteada a contraluz y el destacado cúmulo de vegetación de esta obra, un óleo sobre lienzo (55.9 x 42.5 cm) que representa una cálida y soleada mañana en una primavera ya florecida, ayudándonos con ello a escapar un poco del frío.


Spring Morning, James Tissot, ca. 1875 | The Met


PUEDE INTERESARTE


EXPLORA MÁS SOBRE ESTE TEMA