Maravillas del agua en el Festival de Flores de Filadelfia

Philadelphia Flower Show 2018 | Foto Rob Cardillo


El Festival de Flores de Filadelfia, que organiza anualmente la Sociedad de Horticultura de Pensilvania (PHS) se ha celebrado estos días, y en esta ocasión invitó a los visitantes a caminar por un bosque tropical, maravillarse con una cascada de 8 metros y perderse entre decenas y decenas de exhibiciones de flores. Todo con la intención de poner en valor un bien ahora escaso, el agua, y llamar la atención sobre su uso racional en el jardín.


Ayer se clausuró esta edición del Philadelphia Flower Show que ha podido visitarse, desde el pasado 3 de marzo, en el Centro de Convenciones de Pensilvania en Filadelfia. El tema de este año “Wonders of Water” pretendía celebrar la belleza y la forma en que se relacionan la horticultura y el agua.

Este festival está considerado el evento hortícola más grande y de mayor duración del país. Además, es el espectáculo de flores instalado en interior más antiguo y más grande del mundo. 





Publicidad

Tal y como he comentado, el evento lo instaura la sociedad de horticultura de ese estado, Pennsylvania Horticultural Society, organización sin ánimo de lucro fundada en 1827 con el propósito de sensibilizar a los ciudadanos acerca de la importancia de los jardines desde el punto de vista de la ecología. Los beneficios que se obtienen de este espectáculo floral se destinan a programas organizados por esa asociación a lo largo del año. Entre sus actividades, se incluyen las destinadas a reverdecer la ciudad o el apoyo a una red de jardines comunitarios productivos que abastecen de productos frescos a familias necesitadas.

Maravillas del agua

En el festival se presentan las últimas variedades de plantas, conceptos de jardines y diseños, y prácticas orgánicas y sostenibles.  Este año, el agua es elemento que ofreció inspiración a los jardineros que visitaron el festival, no solo a quienes desean agregar alguna característica de agua al jardín, sino también a quienes se plantean la forma de reducir el consumo del agua o recoger el agua de lluvia.

¿Qué pasa en el jardín si no hay agua? Ese aspecto también lo tuvieron presente, con importante muestra que incluía una selección de plantas del desierto para demostrar que los jardines también crecen sin casi agua. 

Pero vamos al principio. Al parecer, los visitantes entraban al espectáculo e inmediatamente se sentían como si hubieran sido transportados a una jungla, que recuerda la diversidad de la selva tropical en la naturaleza. Un dosel de entrada de exuberante vegetación, flores colgantes y enredaderas con plantas en cascada sumergían al visitante.

Foto Family Focus

También instalaron un laberinto de andamios que creaba una estructura arquitectónica llena de plantas y flores. Los arreglos de flores tropicales de corte se colocaron sobre soportes de bambú, con flores colgantes y vides suspendidas en lo alto; al tiempo que coloridas flores trepaban los postes de bambú.

Una cortina de lluvia en constante cambio guiaba a los visitantes a un estanque tropical rodeado de palmeras y ficus, enormes helechos y coloridas plantas tropicales y flores. Una vez pasado un estanque de peces, con nenúfares en una piscina nebulizada, los visitantes encontraban un puente de cuerda "suspendido", que cruzaba un radiante bosque tropical verde. Toda una aventura…

Ahora, os propongo ver algunas fotos que nos ayudan a sumergirnos en ese ambiente tropical (y no tan tropical) y, de paso, descubrir una serie de plantas que han dado color y sentido a este festival, algunas de las cuales se identifican al pasar el cursor por la imagen.









Orquidea flores rojas





hojas rizadas y perfumadas de pelargonium (geranio)




Fotos karl gercens (salvo indicado)