The Less Is More Garden: grandes ideas para diseñar tu pequeño jardín o patio



Menos es más es una regla que suele funcionar en muchas facetas de la vida. Más grande no siempre significa mejor y si hablamos de jardines, es fácil adivinar que, con la ayuda de algunas técnicas, sencillas pero eficaces, se puede llegar a crear la sensación de que hay más jardín por explorar más allá de lo que a primera vista apreciamos en un pequeño jardín.


Susan Morrison es una paisajista reconocida en Estados Unidos, no solo por sus jardines -es una autoridad en el diseño de jardines de espacios pequeños-, sino también por su trabajo como divulgadora.  Su estudio lo tiene en East Bay, cerca de la ciudad de San Francisco.





Publicidad


El libro pretende dejar sentadas claves como la forma de crear separaciones de espacios de forma sutil, evitando incorporar estructuras al diseño que corten el jardín en una serie de espacios pequeños y desconectados. Para ello, presenta sugerencias que tienen que ver con la elección del tipo de setos, fronteras, especies vegetales, elementos duros, decorativos, etc y la forma de manejarnos con ellos. 

Ideas para diseñar un pequeño jardin, patio o terraza


Todos esos elementos tienen algo que decir a la hora de lograr que ese pequeño espacio se convierta en un jardín con todos los honores, amplio y confortable. Un seto, por ejemplo, puede ser mucho más efectivo si hacemos uso de plantas “transparentes” que consigan crear límites suaves. La autora se refiere a plantas altas y aireadas que permiten separar sutilmente un área de otra, dejando ver más allá en el jardín.




También hace hincapié en la forma de jugar con el mobiliario y elementos decorativos. El objetivo es diseñar y crear un espacio donde podamos vivir y disfrutar. Pero no debemos olvidar que una atmósfera cálida no sólo se logra con la estética. Si utilizamos asientos bonitos, pero incómodos, no vamos a percibir ese espacio como un lugar confortable y la magia desaparece.

Además de una buena atmósfera, los accesorios y mobiliario no ayudan también a crear ambientes separados, aunque el espacio sea reducido, lo que ayudará a parecer que tenemos un espacio extra. Un sillón, por ejemplo, se puede convertir en sinónimo de zona de relax y, por ende, una zona extra.




Las ideas que Susan Morrison propone son algo más que meros trucos. Son formas de diseñar, de jugar con los elementos disponibles y seleccionar los nuevos con acierto. En ocasiones es una cuestión de sentido común, ideas sencillas que tal vez no habíamos pensado antes.


Las diferentes propuestas de la autora vienen ilustradas con sus correspondientes fotografías y hacen referencia a jardines de todos los estilos, desde el más puro estilo cottage, hasta jardines de estilo moderno. Diferentes jardines con una necesidad común: que un jardín pequeño simule ser más grande, al tiempo que demuestra que menos espacio es menos trabajo y más tiempo para disfrutarlo.

El libro es en inglés, cierto, pero las imágenes, como siempre, ayudan mucho a comprender los diferentes conceptos. En el vídeo que aparece al final de este artículo se puede apreciar su contenido.














EXPLORA MÁS SOBRE ESTE TEMA