Herramientas y accesorios para plantar bulbos de flor




Cavar hoyos, enterrar y marcar donde has plantado tus bulbos. Trasladarte de aquí para allá. Arrodillarte. Hay una serie de herramientas que pueden hacer más fácil nuestra tarea de plantar bulbos.

Hoy vamos a ver algunas de esas herramientas y complementos, desde plantadores de bulbos hasta la cesta para transportarlos de un lugar a otro. Son ideas que después cada uno las puede adaptar a sus necesidades, que casi siempre estarán en función de la dureza del terreno y del número de hoyos que necesitemos hacer. No es mala idea utilizar algún marcador para que no olvidemos dónde y qué plantamos en otoño.

Lógicamente, hay un aspecto que no debemos olvidar a la hora de elegir la herramienta adecuada para cavar y plantar nuestros bulbos, y se refiere al tamaño del bulbo. En líneas generales, los bulbos pequeños, como los de crocos (azafrán), anemona y campanillas de invierno, suelen necesitar agujeros de Ø3cm x 45cm de profundidad. Los bulbos medianos, como los de los narcisos, tulipanes e iris, necesitan agujeros de Ø4.5cm x 76cm. Por último, los bulbos grandes, como los de Allium e Hippeastrum, necesitan agujeros de Ø7cm x 61cm.




Hay quien prefiere cavar con una pala pequeña con plato ancho y profundo para llevar la carga máxima. En este caso, siempre es recomendable que esté grabada con marcas en centímetros para que sepamos exactamente a qué profundidad plantamos.

A veces sólo es necesario un punzón, que simplemente perfora un agujero en el suelo en el que podemos colocar un bulbo.

Otros, sin embargo, necesitan utilizar un plantador de mano, que hacen que la tarea de enterrar bulbos sea mucho más rápida, especialmente si son muchos los bulbos que hay que plantar y tiene que ser bajo el césped. Se trata simplemente de presionar el plantador en el suelo hasta la profundidad requerida, girarlo para extraer un núcleo de la tierra. En el orificio insertamos el bulbo y rellenamos con la tierra extraía por el plantador.




Publicidad

Cuando se van a plantar un gran número de bulbos y no queremos que nuestra espalda se resienta, tal vez se requiera un plantador con mango largo y barra de pies para aplicar la fuerza.

Si tenemos que arrodillarnos, mejor con algo de protección en nuestras rodillas. Lo de utilizar o no delantal, va en gustos, pero a veces resulta muy práctico. Lo de las cestas para transportar los bulbos puede ser un capricho, quien sabe.

Es tiempo de plantar los bulbos de flor de primavera y conviene repasar nuestras herramientas y complementos para averiguar si nos falta algo. Por supuesto, lo importante es que tengamos ya los bulbos preparados y el terreno disponible. Eso es lo importante, eso y no olvidar que, cuando hablamos de bulbos de flor, no tenemos que olvidar que la primavera comienza en otoño.


Visto en Amazon

Visto en Amazon


Visto en Amazon




Visto en Amazon

Visto en Amazon

Visto en Amazon

Visto en Amazon



Visto en Amazon

Visto en Amazon

Visto en Amazon

Visto en Amazon

fotos: IBULB
EXPLORA MÁS SOBRE ESTE TEMA