Mariposas en el jardín con bulbos de flor de primavera

Flores de Crocus | Foto © Clive Nichols

Entre las tareas de otoño en el jardín o patio, siempre está presente la primavera. Es época de recoger, pero también de preparativos. Si queremos pensar en un jardín con flores y mariposas revoloteando a su alrededor, no tenemos que olvidar que muchas plantas bulbosas resultan atractivas para las mariposas, debido a las grandes cantidades de néctar que se encuentran en sus flores.


El papel de las mariposas es importante en nuestro mundo natural, no solo porque representan una gran fuente de alimento para otras especies, sino también porque contribuyen, aunque en mucho menor grado que las abejas, en el proceso de polinización de las plantas. La ventaja que tienen las mariposas es que pueden, usando sus largos probóscides, beber del néctar de flores que las abejas y los abejorros no pueden aprovechar bien con sus probóscides más cortos.

 Mariposa limonera (Gonepteryx rhamni) en flor de Muscari


Esa importancia de las mariposas en el mundo natural es, lógicamente, trasladable a nuestro jardín. Las mariposas en el jardín no solo aportan belleza, sino que, en su revoloteo de flor en flor, contribuyen a la polinización de las plantas, que traerá consigo semillas y frutos. Si ves una mariposa aleteando por el jardín es una buena señal, porque indica que tu jardín está haciendo su parte en el equilibrio de la naturaleza. Entre otro grupo de plantas, las flores de plantas bulbosas son maravillosas para atraer a estos insectos beneficiosos. 


Flores de bulbos ricas en néctar Para que acudan las mariposas, además de sol y protección del viento, tenemos que asegurarnos de que en nuestro jardín haya un buen número de flores ricas en néctar, ese líquido dulce y almibarado que contiene azúcares, proteínas y vitaminas, que sirve de nutriente para las mariposas. Y, así, mientras sus coloridas alas revolotean de flor en flor, las mariposas también polinizan las flores que visitan y todo el proceso entra en marcha. 

La cantidad de néctar en una flor depende de la especie de flor, pero también entran en juego otros factores como la humedad y la luz solar. Por eso varía en la misma flor durante el día.

 Allium sphaeracephalon y Stipa gigantea | Foto © Clive Nichols


Lo ideal es, en cualquier caso, es que, es optar por una gran diversidad de flores, de modo que el néctar que ofrece cada una de ellas sirva de reclamo para diferentes especies de mariposas, porque no todas tienen los mismos gustos.

Hoy mi propuesta es que nos fijemos en los meses de la primavera, desde el primer despertar hasta los primeros signos de la estación estival, y hacerlo a través de algunos bulbos de otoño que regalan flores en primavera especialmente atractivas para las mariposas.


►  Allium | Ajo o cebolla ornamental 


Las especies del género Allium son un festín para abejas y mariposas. Una sola inflorescencia en forma de globo producida por un bulbo de flor de Allium en realidad está hecha de muchas flores diminutas ricas en néctar. Están disponibles en una amplia gama de colores, especies y tamaños. Floración en: abril - junio. 

En la imagen: Allium 'Round and Purple'
► Mas información sobre el género Allium



►  Allium siculum (Nectaroscordum s.) | Ajo de miel siciliana


Sus flores únicas en forma de campana cuelgan con gracia en pequeños racimos de altos tallos de flores. Floración en: mayo - junio.  

En la imagen: Allium Siculum (Sin. Nectaroscordum siculum)
► Más información sobre Allium siculum



►  Hyacinthus | Jacinto


El jacinto, con sus pequeñas flores rizadas y brillantes colores primaverales, es la flor perfecta para el menú primaveral para mariposas. Además, también desprenden un delicioso perfume. Floración en: marzo - mayo. 

En la imagen: Hyacinthus 'Purple Sensation'



►  Crocus | Crocos


Es una de los bulbos de flor más familiares. Sus flores se cierran por la noche y durante el tiempo nublado. Floración en: febrero - marzo las especies de floración primaveral.  

En la imagen: Crocus vernus 'Pickwick'


►  Hyacinthoides hispanica | Jacinto de campo (Spanish Bluebell)


Sus flores azules en forma de campana están dispuestas en forma de racimo sobre tallos robustos. Existen variedades de jardín con flores en tonos rosa y blanco. Floración en: mayo - junio. Es temido Spanish Bluebells  para los británicos. 

En la imagen: Hyacinthoides hispanica 'Rose Queen'
► Ver más información sobre el género Hyacinthoides



►  Chionodoxa | Gloria de la nieve



Estas alegres pequeñas flores en forma de estrella están disponibles en azul, rosa, blanco y lila. Floración en: febrero - marzo. 

En la imagen: Chionodoxa forbesii



►  Scilla siberica | Escila 


Con preciosas flores pequeñas muy parecidas a las de Chionodoxa (Gloria de la Nieve). Hay variedades azules y blancas. Floración en: febrero - abril. 

En la imagen: Scilla siberica 'Spring Beauty'



►  Iris reticulata | Iris enano



Los iris enanos con sus vibrantes amarillos y azules son imanes para las mariposas de febrero a abril. Perfectos para plantar junto con campanillas de invierno y azafranes. 

En la imagen: Iris reticulata 'Katharine hodgkin'
► Más información sobre Iris enanos.



► Muscari | Jacinto de uva



Esta pequeña planta produce espigas llenas de pequeñas flores en forma de bola que tienen una fragancia almizclada. Hay variedades azules, moradas y blancas. Floración en: marzo - mayo.  

En la imagen: Muscari 'Pink Sunrise'

Entradas que pueden interesarte

Contenido patrocinado

INSTAGRAM