Yukitsuri y otras técnicas japonesas para proteger los árboles en invierno

Yukitsuri •• Flickr

No son árboles y arbustos envueltos para regalo. Tampoco son instalaciones o esculturas, aunque pueden llegar a parecerlo. Se trata de técnicas tradicionales japonesas utilizadas para proteger árboles y arbustos en invierno, especialmente del peso de la nieve.






Publicidad

La atención a los detalles estéticos de los utensilios de trabajo cotidianos es algo muy común en la cultura tradicional japonesa y, en este caso, estas técnicas jardineras hacen honor a esa cultura. Quienes visitan los jardines de Japón por estas fechas o, incluso, aquellos jardines japoneses creados en otros lugares del mundo, es posible que vean algunos árboles y arbustos protegidos de una forma tan artística como eficaz. Cuerdas y bambú para proteger los árboles del peso de la nieve (Yukitsuri) o retener la humedad de la nieve y la escarcha (Yuki-gakoi).


Yukitsuri •• Karl Gercens

Yukitsuri

En el caso de Yukitsuri, se trata de una técnica utilizada para preservar árboles y arbustos en zonas de grandes nevadas, evitando que las ramas sean dañadas al ser aplastadas por el peso de la nieve. Para ello, a los árboles se les da un apoyo adicional mediante una caña de bambú que se erige a través del centro del árbol, y cuerdas individuales se dejan caer hasta las puntas de cada rama.


Yukitsuri en Kyoto Garden (Holland Park, Londres) •• Fernando Ruz

El origen de esta técnica se sitúa en el periodo Meiji, cuando comenzaron a llegar a Japón los primeros manzanos de Europa. El peso de las manzanas hizo diseñar estas técnicas para dar un apoyo adicional a los manzanos y evitar que las ramas se partieran por el peso de sus frutos. Posteriormente se aplicaron también a los pinos y otros árboles, en este caso para protegerlos del peso de la nieve.

Yukitsuri •• Flickr

Yukitsuri •• Flickr

Hoy en día, muchos de los jardines públicos de Japón continúan utilizando esta técnica, especialmente en regiones como las de Tohoku o de Hokuriku, donde hay nieves abundantes. Pero, lo cierto es que en aquellas regiones de Japón donde no nieva tan intensamente, se hace únicamente por razones estéticas y como tradición, sirviendo como marcador estacional, ese que anuncia que ya se aproxima el invierno. 


Yuki-gakoi

La otra técnica, conocida como Yuki-gakoi, consiste en atar fuertemente el bambú o las esteras de paja, rodeando con ellos el contorno del tronco o las ramas del árbol o arbusto. De este modo, se pretende retener parte de la nieve y escarcha, evitando que el suelo absorba la humedad, lo que debilitaría al árbol o arbusto.

Yuki-gakoi en Kyoto Garden (Holland Park, Londres) •• Fernando Ruz

Yuki-gakoi en Kyoto Garden (Holland Park, Londres) •• Fernando Ruz

Yuki-gakoi en Kyoto Garden (Holland Park, Londres) •• Fernando Ruz

Yuki-gakoi en Kyoto Garden (Holland Park, Londres) •• Fernando Ruz

Yuki-gakoi en Kyoto Garden (Holland Park, Londres) •• Fernando Ruz

Yuki-gakoi en Kyoto Garden (Holland Park, Londres) •• Fernando Ruz

Yuki-gakoi en Kyoto Garden (Holland Park, Londres) •• Fernando Ruz


En ambos casos los casos, la protección se instala a principios de noviembre y se mantiene hasta mediados de marzo, coincidiendo con la llegada de la primavera.


komomaki

Junto a estas técnicas de protección, también es fácil ver esteras rodeando los troncos de algunos árboles. En este caso la protección no tiene nada que ver con la nieve o el frío.
  
Durante el período Edo, un jardinero desarrolló el komomaki, método para atraer una plaga conocida como la "polilla del pino" (Dendrolimus spectabilis. Los komomaki son esteras de mimbre que se colocan creando un hábitat cálido donde las orugas puedan pasar el invierno, y se queman justo antes de que comience la primavera, cuando las orugas aún no han salido de la hibernación. Posteriormente, las cenizas son utilizadas como fertilizante.

Komomaki •• Karl Gercens


Sin embargo, esta técnica se ha puesto en tela de juicio, porque algunos estudios han demostrado que los komomaki en realidad atrapan más insectos beneficiosos para los pinos, frente a un número relativamente bajo de polillas del pino. De hecho, el Palacio Imperial de Tokio y el Palacio Imperial de Kioto ya no usan komomaki, pero sí se pueden ver en nueve jardines tradicionales de Tokio como un fūbutsushi (marcador estacional).


Yukitsuri •• Flickr



PUEDE INTERESARTE

EXPLORA MÁS SOBRE ESTE TEMA