Broadfield Garden, un jardín con plantas nativas en Nueva Zelanda

Seto de Podocarpus totara en Broadfield Garden, Nueva Zelanda


La gran cantidad de lluvia que cae en Nueva Zelanda, además de muchas horas de sol, hacen que el país tenga una flora exuberante y diversa, donde el 80 % de esa flora es nativa. Así suelen presentar a este país, donde abundan majestuosos bosques nativos de hoja perenne, que incluyen especies como rimu (Dacrydium cupressinum), Podocarpus totara, muchas variedades de haya, y el árbol nativo más grande de todos, el gigantesco kauri (Agathis australis)


Bajo los árboles también se encuentra una nutrida capa de vegetación, compuesta por un sinnúmero de arbustos nativos y varios tipos de helechos, musgos y líquenes. A las puerta del invierno en el hemisferio norte, hoy os propongo viajar hasta el hemisferio sur para disfrutar de una jornada casi veraniega y una vegetación exuberante.






Publicidad


Situada en el sudoeste del Pacífico, Nueva Zelanda consta de dos islas principales: la Isla Norte y la Isla Sur. La isla Stewart y muchas islas más pequeñas se encuentran en el litoral.

Tiene un clima templado, precipitaciones moderadamente altas y muchas horas de sol. La temperatura promedio de Nueva Zelanda baja a medida que te acercas al sur. Mientras que la parte más al norte tiene un clima subtropical durante el verano, las áreas alpinas del interior de Isla Sur pueden llegar a los 10 °C en invierno. La mayor parte del país está cerca de la costa, lo que significa que las temperaturas son templadas. 

Broadfield Garden
  
Aunque los magníficos paisajes y las costas de Nueva Zelanda encabezan la lista de lugares para explorar de muchas personas, nosotros hoy nos vamos a quedar en un jardín privado, Broadfield Garden, propiedad de David Hobbs y situado en la Isla Sur,

El diseño original de este jardín es obra del arquitecto paisajista Robert Watson, que estableció su estudio en Christchurch en 1983 y desde entonces ha participado en una amplia gama de proyectos en todo el país.

Robert se formó originalmente como abogado y posteriormente completó un diploma de postgrado en Arquitectura del Paisaje en la Universidad de Lincoln en Pensilvania, Estados Unidos.


 Panorámica de Broadfiel Garden •• Sentational Selwyn 


Broadfiel State, a las afueras de Christchurch-Canterbury, tiene aproximadamente 3,5 hectáreas de jardines lujosos con plantas y aves nativas, que se estableció por primera vez en 1993 y se ha convertido en uno de los jardines más famosos de Nueva Zelanda, con un gran enfoque en las plantas nativas.

Es cierto que el objetivo de este jardín fue la excelencia en el diseño, la plantación y el mantenimiento. La originalidad se convirtió en una prioridad, pero, ante todo, en su diseño primó el uso de plantas nativas de manera formal e informal, así como plantas cultivadas en Nueva Zelanda, como azaleas, rododendros, camelias, cerezos, arces, peonías perennes, narcisos, lirios y rosas.


Doble bordura mixta con plantas nativas


En el jardín destaca una doble bordura mixta de plantas vivaces nativas. de 6 metros por 120 metros de largo. 

Además, incluye un bosque que contiene más de 100 árboles kauri (Agathis australis). El kauri es un árbol de la familia de las araucarias, endémica de la Isla Norte de Nueva Zelanda y uno de los árboles más grandes del mundo, no tanto por su altura sino por el tamaño de su tronco, que rivaliza con el de las secuoyas norteamericanas. A ellos se suman más de 100 especies de otros árboles, arbustos, trepadoras y helechos, todas especies que se encuentran en los bosques de árboles kauri, al norte de Auckland, como el rimu (Dacrydium cupressinum) una gran conífera perennifolia de lento crecimiento y endémico de los bosques de Nueva Zelanda.




El jardín también tiene plantado un gran bosque de hayas, un canal de 140 metros que aparenta no tener fin, un estanque formal acentuado por gramíneas acuáticas nativas; y una rosaleda con rosas cultivadas criadas en ese país. Todo está enmarcado en 1,5 km de setos de Podocarpus totara, una especie de podocarpo endémica de Nueva Zelanda.

Estamos en Navidad, aunque pensemos en la nieve, hoy vamos a decorar el árbol en manga corta. Además, a la hora de elegir ese árbol, en esta latitud tendremos que pensar en alguna de las veinte especies Libocedrus, un género formado por árboles coníferas de la familia del ciprés (Cupressaceae), nativo de Nueva Zelanda y de Nueva Caledonia, con hojas que recuerdan a frondas de helechos. Sea el árbol que sea, lo importante siempre es que haya algo que celebrar y si es en un jardín, mejor que mejor.