Abeliophyllum distichum, especie amenazada en la naturaleza y arbusto de flor en el jardín

Abeliophyllum distichum •• Sara K Bishop


Dependiendo del punto de vista desde el que lo abordemos, puede ser una especie rara o una planta bastante común. Es decir, como planta de origen hortícola o de jardinería, Abeliophyllum distichum es un pequeño arbusto que se usa con frecuencia de manera ornamental, por el interés que ofrece su lluvia de flores blancas y fragantes a finales del invierno y principios de la primavera. Sin embargo, desde una perspectiva científica, Abeliophyllum distichum es una planta rara, restringida a siete localidades distintas, todas de la parte media del territorio de Corea del Sur, y cuyo futuro en la naturaleza está amenazado.


En la naturaleza

Abeliophyllum distichum crece como un arbusto de sotobosque en un bosque mixto de hoja caduca, a menudo bajo Pinus densiflora, Quercus myrsinaefolia y Quercus acutissima. Forma un matorral de crecimiento bajo (no supera los 2 metros de altura), con hojas lanceoladas de color verde, simples y opuestas. A medida que se acerca el invierno, las hojas van tomando colores rojizos. 

Se describió por primera vez en 1919 por el profesor Takenoshin Nakai. Las semillas llegaron al Arnold Arboretum de la Universidad de Harvard (Boston, Massachusetts) en 1924, y a los jardines de Kew (Londres) en 1932. Pronto se descubrió que era tan fácil de cultivar que casi de inmediato se abrió camino hacia los jardines estadounidenses e ingleses. En 1937 recibió el Premio al Mérito del Jardín (AGM) de la Royal Horticultural Society.


Arbusto muy resistente, con flores blancas y perfumadas a finales del invierno
Abeliophyllum distichum •• Arb O'retum

Arbusto con flores blancas y perfumadas
Abeliophyllum distichum •• Flickr


A principios de la primavera, antes de que rebroten las hojas, surgen las flores blancas y fragantes (la fragancia es parecida a la de las flores del almendro). Tras la floración aparecen los frutos (samaras) que contienen las semillas.

Como he comentado al inicio, en la naturaleza (Corea del Sur) esta especie es escasa y está calificada en la Categoría de la UICN de "En Peligro Crítico", lo que indica un alto riesgo de extinción en el futuro cercano. Esto es, en parte, debido al hecho de que en Corea se considera una planta medicinal -con propiedades similares a las de Hamamelis- lo que ha ejercido una gran presión sobre las poblaciones silvestres que se recolectan ilegalmente para el enorme mercado negro de medicamentos a base de hierbas.

Abeliophyllum es un género monotípico de la familia Oleaceae y estrechamente ligado a la Forsythia, (de ahí el nombre común "white forsythia"), pero se diferencia de esta, además del color de las flores, por tener frutos de alas anchas aplanadas en contraste con las frutas capsulares de Forsythia, y, también, porque desarrolla un crecimiento menos vertical. 

Se han identificado varias formas de poblaciones silvestres de Abeliophyllum distichum con flores rosadas, de la que ha surgido el cultivar 'Roseum'.


Abeliophyllum distichum 'Roseum' Group •• Monica Meenegham

Abeliophyllum distichum 'Roseum' Group •• Kerry Woods

En el jardín

En el jardín, Abeliophyllum distichum (white forsythia o forsythia blanca) se comporta como un arbusto rústico y muy resistente al frío (-15°C), generalmente libre de plagas y enfermedades. Es ampliamente cultivado por el interés que ofrece la lluvia de flores fragantes de color blanco que surgen de los tallos desnudos a finales de febrero y principios de marzo, presentándose como auténticos heraldos de la primavera. 

Crece a pleno sol en suelo fértil y húmedo, pero bien drenado y tolera la mayor parte del pH del suelo. Es de crecimiento lento y se debe podar en primavera. Al principio se han de pinzar las ramas para favorecer la floración. Una vez que la planta es adulta, es conveniente realizar podas más fuertes en primavera, después de la floración, recortando la parte de la madera vieja de tal forma que se estimule un crecimiento lateral vigoroso. Se reproduce fácilmente por esqueje y acodo.


Abeliophyllum distichum •• Distant Hill Gardens


Desde el punto de vista ornamental, Abeliophyllum distichum se cultiva mejor en grupos, de tal modo que se pueda apreciar la floración de primavera. No interesa situarlos en un lugar destacado, puesto que su valor ornamental es escaso una vez que finaliza la temporada de floración. Si queremos combinarla, va bien con otras plantas de floración invernal como Clematis cirrhosa, Daphne o Lonicera fragantissima. Si queremos proteger este arbusto del viento frío se puede cultivar adosado a un muro.


flores blancas y perfumadas en invierno
Abeliophyllum distichum •• Laurie Lane



PUEDE INTERESARTE

EXPLORA MÁS SOBRE ESTE TEMA