Eryngium: estrellas en el jardín que adoran las abejas

Eryngium en el jardín comunitario de Vlinderhof • Vlinderhof


Razones no le faltan a estas plantas para ser admiradas por muchos jardineros. Eryngium proporciona estructura y color en el jardín, flores para arreglos y alimento para las abejas. Son las estrellas del verano y brillan con luz propia cuando muchas flores estivales de floración temprana comienzan a decaer.







Publicidad


Género Eryngium

El género Eryngium comprende alrededor de 250 especies de hierbas anuales, bienales o perennes, rara vez subarbustos, a menudo con un color azulado o violeta, y se distribuye por Eurasia, el norte de África, así como el norte y el sur de América. Es probablemente el género con mayor número de representantes de la familia Apiaceae (sí, ¡la misma familia que la de las zanahorias, el perejil o el apio!).

La denominación de brácteas y bractéolas no tiene un paralelismo obvio con otros géneros de la familia de las apiáceas (umbelíferas), ya que sus brácteas rodean un capítulo en lugar de una umbela primaria y las bractéolas axilan una sola flor, dentro de cada capítulo, en vez de rodear la umbela secundaria.


Eryngium bougartii 'Picos Blue' • Gardeners' World


En la Península Ibérica se encuentran 16 especies y un híbrido natural (Eryngium bougartii x E. campestre). Entre ellas, se incluyen algunas especies muy utilizadas en jardinería, como Erygium bougartii (cardo azul).

En estado silvestre, muchos estamos familiarizados con una de las especies más habituales por nuestros campos, Eryngium campestre (comúnmente conocido como cardo corredor), o en dunas y arenales marítimos, como Eryngium maritimum (cardo de mar o cardo marino).


Eryngium en el jardín

En cultivo, un gran número de especies de Eryngium para uso ornamental proviene de Europa, aunque hay también varias especies sudamericanas. Todos tienden a tener cabezas de flores parecidas a las de los cardos, rodeadas por un collar de brácteas puntiagudas. Pero es la forma de sus hojas lo que sirve para establecer dos grandes grupos de Eryngium.

Las hojas de las especies europeas suelen ser redondeadas o lobuladas. Pueden ser de color verde brillante o azul verdoso y, a menudo, tienen vetas blancas muy atractivas. Las hojas de las especies americanas son largas, con forma de espada y dentadas.


Eryngium alpinum • Flickr

Eryngium alpinum • Flickr


En el jardín, estas plantas ofrecen un larga temporada de interés. La mayoría son especies vivaces y comienzan a formar las rosetas de hojas en primavera. De los conos cerrados de color verde, en verano surgen las grandes flores y las brácteas espinosas. 

Esas llamativas cabezas de flores, plateadas o azuladas, que se presentan adornadas con un no menos vistoso collar de brácteas y coloridos tallos que las realzan, suelen tornarse hacia el dorado a medida que envejecen, lo que prolonga su interés en el jardín prácticamente hasta que comienzan a desvanecerse. La planta desaparece totalmente en el invierno y, asegurando un buen drenaje si lo requiere el terreno, volverá la siguiente primavera.

Pero, además de la estructura y color que dan valor a estas plantas, hay que un aspecto importante a tener en cuenta también, y es que sus flores son ricas en néctar y polen, lo que alienta la visita de abejas y otros polinizadores, favoreciendo con ello la biodiversidad en el jardín.


Eryngium x zabelii 'Jos Eijking'


La mayoría de las especies de Eryngium europeas son plantas muy resistentes (hasta -15º), lo que permite cultivarla en cualquier área del jardín. Posiblemente, la especie más utilizada sea Eryngium bougartii, nativa de los Pirineos, con hojas en blanco marmoleado muy divididas y flores azul verdoso. El híbrido relacionado, E. × zabelii (cruce entre E. alpinum y E. bougartii) tiene algunos cultivares destacados, incluido 'Neptune's Gold'; ‘Donard Variety’ y ‘Jos Eijking’.

Hay una especie europea que hizo muy popular la horticultora británica Ellen Willmott. Me refiero a Eryngium giganteum, también conocida como ‘Miss Willmott’s Ghost’, una especie bianual que ella admiraba y cuyas semillas solía esparcir a escondidas en los jardines que visitaba, sabiendo que, dos años después, sus flores sorprenderían al propietario, que se preguntaba de dónde había salido esa planta.


Eryngium gitanteum (Miss Willmott's Ghost) • Flickr

Las especies americanas proporcionan el factor sorpresa debido a su altura, silueta y aspecto exótico de sus hojas largas y dentadas. Un buen ejemplo es Eryngium pandanifolium, originaria de Sudamérica (sur de Brasil, Paraguay, Uruguay y Argentina) y naturalizada en Portugal (cuenca baja del río Mondego). Con tallos muy atractivos y ramificados con numerosas cabezas de flores pequeñas, E. pandanifolium es una planta que proporciona estructura a los bordes y se puede cultivar también como ejemplar independiente.


Eryngium pandanifolium • Flickr


Sol, ese es el requisito más exigido, por lo que hay que situar esta planta siempre a pleno sol. En general, todas las especies de Eryngium prefieren un suelo bien drenado. Prosperan en suelos de gravilla pobre que imitan las condiciones de su hábitat natural y pueden tolerar la cal. Para evitar la podredumbre, es mejor quitar el follaje muerto de alrededor de la corona antes de que empiece el invierno frío y húmedo.


Eryngium en Eastleach House (Gloucestershire) • Clive Nichols


Son múltiples las aplicaciones de esta planta en el jardín, que tiene como buenas compañeras a gramíneas ornamentales y herbáceas vivaces. Funciona bien en rocallas y jardines de grava, en borduras de herbáceas o en solitario.

Además, las inflorescencias de Eryngium son muy apreciadas en floristería. Si queremos utilizarlas, solo es necesario cortar y colgar boca abajo durante el invierno para que se seque antes de hacer los arreglos.

En los últimos años, las selecciones obtenidas presentan cultivares con cabezas de flores cada vez más grandes y azules, lo que aumenta sus posibilidades en el diseño de plantación de jardines. No
 se puede pedir más.


Eryngium bourgatii y Allium 'Pinball Wizard' • Fernando Ruz

Eryngium x zabelii 'Jos Eijking' • Ballyrobert Gardens

Eryngium bougartii 'Picos Amethyst' • Flickr

Eryngium en las borduras de herbáceas de RHS Garden Harlow Carr • RHS

Eryngium 'Cobalt Star' • Ballyrobert Gardens

Eryngium en el cottage garden de RHS Garden Rosemoor • RHS

Eryngium alpinum 'Blue Star' • Ballyrobert Gardens

Eryngium x oliverianum • Ballyrobert Gardens

Eryngium giganteum • Crocus

Eryngium yuccifolium en Vlinderhof • Vlinderhof

Eryngium yuccifolium en Vlinderhof • Vlinderhof