GGN Landscapes 1999-2018: espacios ajardinados dinámicos en contextos urbanos complejos



¿A quién no le gustan las ciudades verdes?... Hoy os presento un libro, en realidad, una monografía que incluye no solo el diseño final, sino también la evolución de los proyectos más relevantes realizados durante casi dos décadas por Gustafson Guthrie Nichol (GGN), la reconocida firma de arquitectura del paisaje que ha destacado por la creación de paisajes en contextos urbanos complejos. El más famoso quizás es Lurie Garden, en Millennium Park, Chicago, Illinois. Precisamente, el libro comienza por ese modelo urbano de horticultura responsable, que se ha convertido en un verdadero oasis para los ciudadanos y la vida silvestre.





Publicidad

Gustafson Guthrie Nichol (GGN) es una firma de arquitectura de paisajes con sede en Seattle, Washington. Fue fundada en 1999 por Kathryn Gustafson, Jennifer Guthrie y Shannon Nichol, y durante casi dos décadas ha buscado aprovechar el potencial del diseño para crear espacios significativos en el paisaje urbano. Sus diseños generan lugares dinámicos que revitalizan vecindarios, crecen, cambian y maduran con el tiempo; lugares capaces de fomentar la vida comunitaria y la salud ecológica. Esa es la esencia de sus galardonados proyectos y el resultado obtenido es la razón de su éxito y de los innumerables premios recibidos.

Precisamente hace poco hablé del diseño realizado por Kathryn Gustafson para el Parque Central de Valencia, cuya primera fase se inauguró en diciembre de 2018. Tenéis más detalles en este enlace. En este caso, el proyecto lo realizó desde la firma que tiene en Londres, Gustafson Porter + Bowman.


GGN Landscapes 1999-2018

El libro GGN Landscapes 1999-2018 es una monografía en la que se hace un recorrido por los trabajos realizados por la firma GGN durante ese periodo, explorando el proceso de diseño de cada proyecto desde el inicio hasta el final, incluso también su evolución.




La autora es Thaïsa Way, profesora de Arquitectura del Paisaje en la Universidad de Washington e historiadora del paisaje urbano. Todo comienza en 2013, cuando Thaïsa Way se integró en la oficina de Gustafson Guthrie Nichol (GGN) para comprender el funcionamiento interno de esa empresa de arquitectura del paisaje. Lo que en principio era una curiosidad académica se convirtió en una relación de colaboración que derivó en este libro, una monografía que recoge todos los paisajes urbanos diseñados por la firma desde 1999 hasta 2018.

Thaïsa Way asistió a reuniones de los socios y visitó cada uno de los proyectos presentados en el libro, en la mayoría de los casos acompañada por sus respectivos diseñadores principales. 




En el libro se pretende explorar el proceso de diseño de paisajes de la firma GGN desde el inicio de un proyecto hasta la construcción y uso. Son paisajes urbanos en diferentes escalas, desde un pequeño parklet en la gran ciudad hasta un plan maestro urbano, desde residencias privadas hasta barrios enteros. Proyectos en los que había que corregir contextos urbanos complejos, ofreciendo a cambio espacios ajardinados bellos y resilientes.

La característica común, y probablemente la razón de su éxito, es que los paisajes diseñados por esta firma son el fruto de un trabajo colaborativo (en la actualidad trabajan 42 profesionales) donde se funde el conocimiento en diseño de paisajes, arquitectura, arte, ingeniería y ecología




Como dije al inicio, el primer proyecto que se presenta en el libro es la joya de la corona de ese estudio de paisajismo: Lurie Garden, en Chicago.  Se describe la forma en que participaron en ese proyecto, desde el momento de la adjudicación hasta el proceso de investigación, diseño y ejecución. Mencionan también los desafíos técnicos encontrados y las variaciones en la forma del icónico peto de cubierta de 4,5 metros de alto y el esquema de plantación del jardín, diseñado por Piet Oudolf.  

Se cierra el telón con un proyecto que todavía no ha visto la luz: India Basin Shoreline Park, ubicado en el vecindario Bayview-Hunters Point de San Francisco y que proyecta revitalizarlo y facilitar el acceso a la costa a los vecinos, uniendo en un solo espacio ajardinado el histórico astillero y un parque subutilizado. Un barrio muy castigado El resultado es una línea costera de 2,5 km totalmente accesible.




El libro, en inglés, va dirigido principalmente a profesionales y estudiantes de arquitectura del paisaje y diseño de jardines, pero también a aquellas personas atraídas por el diseño de jardines en los espacios públicos desde un enfoque innovador y, dicho sea de paso, muy necesario para humanizar nuestras ciudades con espacios verdes más dinámicos. Queremos ciudades verdes mejor dicho, queremos "ciudades en un jardín", como dice el eslogan de Chicago ("Urbs en Horto").



PUEDE INTERESARTE





EXPLORA MÁS SOBRE ESTE TEMA