Kniphofia, un género de plantas con tallos florales que aportan estructura vertical y color al jardín

Kniphofia 'Bee's Lemon' • Flickr


Durante siglos se han cultivado en jardines templados de todo el mundo y hoy en día aún conservan su modernidad. En todo ese tiempo se han desarrollado numerosos cultivares e híbridos de especies de Kniphofia originarias de Sudáfrica, aportando variedades que ofrecen, no solo combinaciones de colores llamativos, sino también una silueta arquitectónica sólida.






Publicidad

Género Kniphofia

Conocida popularmente como tritoma o lirio de antorcha, Kniphofia es un género con 70 especies aceptadas de plantas bulbosas perteneciente a la familia Xanthorrhoeaceae (la misma familia a la que pertenece el género Asphodelus) y su rango nativo se encuentra en Camerún, Eritrea a Sudáfrica, y Madagascar.

Al hablar de Kniphofia se suele pensar que puede ser una planta suculenta o de climas áridos. Sin embargo, en la naturaleza la mayoría de las especies de Kniphofia se encuentran creciendo cerca de ríos o en lugares donde las condiciones se volverán húmedas o pantanosas durante parte del año. Solo un pequeño número de especies prefiere condiciones secas con buen drenaje.


Kniphofia • Flickr

Kniphofia gigante cerca de Grahamstown - Pintura al óleo de Marianne North, 1882 ©RBG KEW

Kniphofia en Simien Mountains National Park, Etiopía • Flickr


El género Kniphofia está muy relacionado con el género Aloe. De hecho, cuando se describió la primera Kniphofia -Kniphofia uvaria- se pensó erróneamente que era un aloe y, por lo tanto, inicialmente recibió el nombre de Aloe uvaria .

Las kniphofias son plantas herbáceas que crecen a partir de rizomas. La mayoría de las especies de Kniphofia son de hoja perenne, mientras que algunas son de hoja caduca y brotan nuevamente a principios del verano (vivaces).

Pueden ser muy variables en forma y flor, desde inflorescencias cónicas a oblongas; y desde formas enanas (30 cm) hasta variedades gigantes (2 metros). Teniendo en cuenta el follaje, existen tres tipos principales: las que tienen follaje tipo gramínea y delicadas espigas de flor; las que forman grupos de follaje como el de los juncos; y las que tienen hojas más anchas de color verde oscuro o glauco. En cualquier caso, las hojas no son suculentas, lo que las diferencia claramente de las hojas de Aloe.


Kniphofia 'Tofee Nosed' • Ballyrobert Gardens



Las espigas densas y erectas (inflorescencia alargada con flores sin tallo) surgen por encima del nivel de las hojas en invierno o verano, dependiendo de la especie. Las pequeñas flores tubulares se producen en tonos de rojo, naranja, amarillo y crema.

La parte subterránea de la planta consiste en un rizoma grueso y raíces fibrosas y carnosas. En algunas especies de Kniphofia, el rizoma se divide formando grupos de tallos, mientras que en otros los tallos son más o menos solitarios


Kniphofia en el jardín

Las diferentes especies y cultivares de Kniphofia son fáciles de establecer y en su mayoría son plantas resistentes que necesitan poca o ninguna atención. Toleran bien el viento y a menudo se ven creciendo cerca de la costa.

Aun así, siempre es conveniente conocer algunas recomendaciones para su cultivo, como, por ejemplo, que Kniphofia crece bien en un suelo profundo, fértil y de fácil drenaje, ubicada en una posición soleada abierta o sombra parcial.


Kniphofia en Wildside Garden • Nigel Dutt

Kniphofia en Wildside Garden • Nigel Dutt


También es interesante tener en cuenta que la mayoría de las especies requieren mucha agua durante la temporada de crecimiento, para prosperar y florecer bien. Además, conviene fertilizar mensualmente durante su período de crecimiento activo.

Durante el invierno es interesante dejar el viejo crecimiento para que proteja la corona de la planta. En primavera, una vez que las temperaturas comiencen a ser más cálidas, es cuando podemos retirar todo el follaje muerto.

Generalmente se compran como plantas cultivadas en maceta que deben plantarse entre marzo y abril. Cuando llega el momento, podemos propagarlas fácilmente mediante división de mata en primavera. Este es la única forma de mantener los cultivares con nombre, ya que si lo hacemos a partir de semillas no será posible, además de ser un método de propagación mucho más lento.


Especies y variedades para jardín

A lo largo de los años se han obtenido cultivares para jardín que ofrecen espectaculares espigas erectas con flores desarrolladas de color rojo, naranja, amarillo a verde lima, y crema.


Kniphofia en Wildside Garden • Nigel Dutt


Además, los posibles fallos de algunas especies y cultivares de Kniphofia como plantas de jardín se han ido mejorando a través de una cuidadosa reproducción, dando como resultado variedades que florecen más profusamente y cuyas hojas no se doblan con tanta facilidad.

No obstante, es bueno saber que existen especies botánicas que son en sí mismas aptas para jardín. Tal es el caso de Knipophia rooperi, que en otoño produce cabezas de flores rojas/amarillas ampliamente globosas.

Otro ejemplo es Kniphofia linearifolia, una especie botánica que puede llegar a formar grandes grupos de hojas largas y desordenadas, pero son sus clásicas flores de color rojo vivo las que nos dan la pista de que se ha utilizado esa especie como progenitora para la obtención de numerosas variedades. 

También es un buen ejemplo de especie para uso en jardín Kniphofia northiae, aunque en este caso, la especie se suele cultivar más por sus hojas anchas, similares a las de Aloe, que por sus cabezas de flores gruesas.


Kniphofia caulescens • Kirsty Wilson (Royal Botanic Garden Edinburgh)


Por su parte, Kniphofia caulescens es una de las especies más llamativas, con hermosas hojas grises glaucas y cogollos de color rosa coral a anaranjado que se abren a flores de color amarillo cremoso, alcanzando una altura de hasta 90 cm. Creo que esta es mi favorita.

También existen especies que aportan interés en los meses más fríos como Kniphofia praecox, de floración invernal.

Kniphofia praecox


Entre los cultivares de jardín existen series que ofrecen variedades de plantas de floración tardía, pero más grandes y vistosas; otras con follaje atractivo y una amplia gama de colores; y series con variedades más compactas y que repiten floración, entre otras mejoras.

Algunos de los cultivares más apreciados son Kniphofia ‘Alcazar’; K. ‘Tawny King’; K. ‘Bees' Lemon’; K. ‘Bees' Sunset’; K. 'Wrexham Buttercup' y K. ‘Toffee Nosed’. 

Algunos de esos cultivares los hemos visto en la pradera de Sudáfrica creada en el jardín de la Royal Horticultural Society (RHS) en Wisley. También mostré cómo lucen espectaculares en Wildside Garden, el jardín de estilo naturalista de Keith Wiley. 

En cualquier caso, todas las plantas disponibles para su cultivo en jardines tienen en común que sus inflorescencias son más altas que las hojas y sus flores atraen polinizadores, lo que no deja de ser un valor añadido a todas las cualidades que podemos encontrar en este género de plantas que fue muy popular en los jardines ingleses antes de la Segunda Guerra Mundial, aunque fue una de las víctimas de las excavaciones que se hicieron durante los Jardines de la victoria, también llamados jardines de la guerra o jardines de alimentos para la defensa, momento en el que los jardines de flores dieron paso a unos útiles y más que necesarios huertos productivos. 


Suimanga de Tacazzé (Nectarinia tacazze) y Kniphofia • Flickr

Kniphofia 'Tawny King' en Great Broad Walk, Kew Gardens • Fernando Ruz

Kniphofia 'Tawny King' • Ballyrobert Gardens

 Kniphofia 'Tawny King' Great Broad Walk, Kew Gardens • Fernando Ruz


Bordura con Dahlia, Helenium, Kniphofia, Asters y Lobelias en RHS Garden Rosemoor, Devon • RHS/Mark Bolton

Kniphofia 'Bees's Lemon' • Ballyrobert Gardens

Kniphofia 'Wrexham Buttercup' • Ballyrobert Gardens

Kniphofia 'Wrexham Buttercup' • Ballyrobert Gardens

Kniphofia 'Fiery Fred' • Flickr

Kniphofia 'Alcazar' • Ballyrobert Gardens

Kniphofia uvaria • Flickr



PUEDE INTERESARTE