Desert Botanical Garden en Arizona



En los últimos tiempos, la jardinería y el paisajismo mira con buenos ojos las plantas xerofíticas, es decir, plantas adaptadas a condiciones de aridez, que han desarrollado adaptaciones para absorber, retener o impedir la pérdida de agua. No es una tendencia caprichosa, sino una necesidad imperiosa. 
Todo lo que podamos aprender sobre este grupo de plantas será poco. Necesitaremos libros, como The Bold Dry Garden. Lessons from the Ruth Bancroft Garden o la edición de 2017 de Designing with Succulents de Debra Lee Baldwin.

También necesitaremos experimentar en nuestros propios jardines, y conocer y visitar jardines especializados en plantas xerofíticas, porque es posible que allí encontremos inspiración que nos ayude a incorporar ese tipo de plantas a los jardines de manera efectiva. Hay que agudizar la vista y fijarse en los detalles para descubrir, por ejemplo, que no todas las plantas suculentas espinosas son tan "espinosas", que las yucas, aunque sean pinchudas, tienen unas inflorescencias espectaculares y que las agaváceas ofrecen un millón de posibilidades al plano de plantación. 

Nuestro destino hoy está en Arizona, para ambientarnos bien, y allí nos espera el Desert Botanical Garden o, lo que es lo mismo, el Jardín Botánico del Desierto.  



Desert Botanical Garden

Desert Botanical Garden es uno de los jardines botánicos con mayor experiencia en materia de plantas del desierto. Está en situado en los Estados Unidos, concretamente en Phoenix, en el estado de Arizona.



Fue creado en 1938 en el Papago Park de Phoenix. Su código de identificación como miembro del "Botanic Gardens Conservation International" (BGCI), así como las siglas de su herbario es DES.1. 


Todo comenzó en la década de 1930, cuando un pequeño grupo de ciudadanos locales apasionados vio la necesidad de conservar el hermoso entorno desértico. Uno de ellos fue el botánico sueco Gustaf Starck, quien encontró residentes con ideas afines al publicar un letrero que decía "Salva el desierto", con una flecha apuntando a su casa. Ocho décadas después, gracias al liderazgo y las inversiones de muchas personas, el Desert Botanical Garden (Jardín Botánico del Desierto) ha pasado de ser un sueño a convertirse en un extraordinario museo vivo.

El jardín ocupa una superficie de 20 hectáreas y alberga más de 21.000 plantas de 4.582 especies, que se exhiben en las 55 hectáreas dedicadas a cultivo. Entre las especies que se conservan, se incluyen 139 especies raras o en peligro de extinción. 

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) identificó los cactus como uno de los grupos de organismos vivos más amenazados. Ese es el motivo por el que este jardín botánico está trabajando para proteger y conservar estas preciadas plantas del desierto, con especial atención al desierto de Sonora, y muchas otras plantas. Además, los investigadores del Desert Botanical Garden a menudo colaboran instituciones interancionales, así como con agencias federales y estatales para proteger la flora y el hábitat de Arizona.





En el jardín, los visitantes pueden pasear por cinco senderos temáticos que les permiten explorar las plantas, incluidos los imponentes cactus, las seductoras suculentas y las brillantes flores silvestres del desierto. 



Colecciones de plantas


Cactarium
El Cactarium está formado por una colección de 10.350 plantas, entre las que se incluyen 1.350 taxones con una presencia especialmente significativa de las plantas de la subfamilia Opuntia. Sólo de este taxón poseen 208 de las 261 especies y variedades reconocidas, lo que hace que sea la colección más completa del mundo. Pero también están los 84 de los 91 taxones reconocidos de Echinocereus. La colección de Mammillaria la forman 206 taxones, la Coyophantha 44 taxones y Ferocarctus 31 taxones.


Colección de la familia Agavaceae
Incluye especies de los desiertos del suroeste de los Estados Unidos, formando la segunda gran colección en importancia, con 35 taxones del género Yucca y con 141 taxones de Agave.

Colección de cactus de Sudamérica
Lo componen plantas procedentes de Chile, Perú, Argentina y Bolivia, siendo una de las colecciones mejor documentadas en los Estados Unidos, e incluyen Copiapoa con 33 taxones, Eriosyce 24 taxones y Echinopsis 38 taxones. 



Herbario y biblioteca


En el herbario se conservan 42.000 accesiones de especímenes de plantas desecadas, procedentes de las regiones áridas y semiáridas de todo el mundo. Este herbario hace especial hincapié en las de los desiertos del suroeste de Norteamérica, con 3.000 especímenes de cactus y 1.800 de ágaves
Abierta al público, la biblioteca Richter alberga 5,500 títulos, donde se incluyen revistas y libros raros que facilitan el estudio de las plantas de los desiertos, especialmente del desierto de Sonora, de las familias Cactaceae y Agavaceae, y materiales diversos correspondientes a notas de campo, mapas, manuscritos, ilustraciones botánicas, y fotografías; siempre relacionado con los desiertos del mundo.


Son casi 80 años de experiencia; de actividades medioambientales, programas educativos e investigación. Un trabajo que ha sido reconocido en numerosas ocasiones por instituciones internacionales y una experiencia que nos permite ahora conocer muchos detalles acerca del comportamiento de las plantas del desierto, su forma de cultivarlas e incorporarlas a los jardines. 

Imposible compartir en un solo artículo todo lo que descubre este botánico, de modo que tendremos que volver y seguir de cerca sus investigaciones. Tienen una información muy valiosa y mucha flora silvestre del desierto que descubrir. Porque no solo de crasas o suculentas vive el desierto. 













FOTOS E INFORMACION | DESERT BOTANICAL GARDEN

PUEDE INTERESARTE

EXPLORA MÁS SOBRE ESTE TEMA