Especies botánicas de Cyclamen para el jardín

Cyclamen silvestre en Serbia | Flickr


La especie silvestre de la que se deriva el ciclamen que solemos encontrar en centros de jardinería y floristerías es Cyclamen persicum. Sin embargo, esta es solo una de las especies que se pueden cultivar en el jardín, algunas de ellas resistentes a muy bajas temperaturas, y que pueden convertirse en una oportunidad de dar color al jardín en otoño, invierno y principios de primavera.

El género Cyclamen pertenece a la familia Primulaceae y lo integran 24 especies, 6 subespecies y 3 variedades aceptadas de plantas herbáceas perennes tuberosas. Su área de distribución nativa se localiza de Europa a Irán y nordeste de Somalia.



Cyclamen persicum y ciclamen de florista

La mayor parte de las especies de Cyclamen se cultivan como ornamentales, aunque lo cierto es que Cyclamen persicum es la especie silvestre de la que se han obtenido numerosas cultivariedades e híbridos. Son los conocidos ciclámenes que encontramos en floristerías y centros de jardinería.

Cyclamen persicum fue introducido en Francia desde finales del siglo XVI y en el siglo XIX aparecieron los primeros híbridos, con colores más variados y flores más grandes.

Florece desde otoño hasta finales de primavera. En la naturaleza lo hace de octubre a enero (C. Persicum var autumnale), dependiendo del inicio de las lluvias de otoño; o de diciembre a mayo (C. Persicum var. persicum). Las flores son de color blanco a carmín profundo con un rosa oscuro, magenta o área púrpura alrededor de la boca de la corola, pero también se conoce un blanco puro salvaje (forma albidum), muy fragante.


Cyclamen persicum en la naturaleza | Flickr


Su rango de distribución nativo se encuentra en el norte de África, el este del mar Egeo y el extremo noreste del Mediterráneo, donde crece en un clima típicamente mediterráneo, con veranos cálidos y secos e inviernos cálidos y húmedos, desde el nivel del mar hasta 1200 m, principalmente en situaciones abiertas, en suelo arcilloso (tierra roja) sobre piedra caliza y en matorrales o en viejos olivares.

Cyclamen persicum es una planta tierna, por lo que no es apta para el cultivo en el exterior en zonas con temperaturas muy bajas en invierno. El follaje estampado y las flores muy perfumadas lo convierten en una buena planta en maceta. El tubérculo a menudo se planta con la parte superior sobre el compost para evitar la pudrición de las hojas y las flores.

Inicialmente se seleccionó el Cyclamen persicum para obtener una gama más amplia de colores -basado en el blanco y rosa visto en Cyclamen persicum silvestre- y para flores más grandes, pronto surgieron también diferentes formas de pétalos: aplanados (la versión silvestre está retorcida), con flecos (borde dentado), con volantes, flores dobles y flores de picotee.

Además, las cultivariedades e híbridos obtenidos han dado como resultado plantas más resistentes a enfermedades, con una floración más abundante y de mayor duración; y flores disponibles en una amplia gama cromática (rojos, violetas, colores flameados, bicolores, franjados, etc).


Cyclamen de florista | Flickr


Los criadores también eliminaron el período de latencia de verano del ciclamen de floristería, lo que disminuyó en gran medida el tiempo de producción, pero hizo que la planta fuera menos adaptable a las condiciones exteriores.

Más recientemente, los esfuerzos de los fitomejoradores se han extendido para reintroducir el aroma, perdido durante el desarrollo de plantas más grandes; aumentar la extensión e intensidad del diseño de las hojas y desarrollar más tamaños, ya que en la actualidad están disponibles desde miniatura; pequeños; medianos y grandes, hasta gigantes.

Al florecer de forma prolongada (3-4 meses) durante el invierno, son muy populares como plantas de interior en el hemisferio norte. También se usan como plantas de cama, particularmente en zonas del Mediterráneo; y en jardineras de ventanas en ciudades del norte de Europa. Desafortunadamente, no son completamente resistentes a las heladas -resisten las primeras heladas (-2°C)- , lo que restringe su uso como plantas de jardín en áreas con inviernos duros.


Cultivo de especies botánicas de Cyclamen

Las especies de Cyclamen son nativas principalmente de la región mediterránea: Grecia, Italia, Chipre, Creta, Turquía, Líbano e Israel (donde son la flor nacional). En la naturaleza, el ciclamen crece en terrenos rocosos o en la hojarasca debajo de los árboles.


Cyclamen en Anglesey Abbey| Flickr


Existe un buen número de especies y cultivares resistentes de Cyclamen que son ideales para naturalizarse bajo los árboles, en los senderos o en un borde sombreado y se plantan en asociación con otras plantas de bosque de floración temprana, como campanillas de invierno y prímulas. También son perfectas para cultivar en macetas y contenedores.

En general, las especies botánicas tienen una bella floración en un periodo bastante corto -entre 3 y 4 semanas como promedio- que, dependiendo de la especie, se da en primavera u otoño e invierno. Las flores son de pequeño tamaño.


Pradera con Cyclamen en RHS Wisley | Flickr


Como suele suceder con todas las plantas, para cultivar Cyclamen con éxito es importante conocer su origen y entender sus necesidades. El ciclamen es principalmente nativo del Mediterráneo y, por lo tanto, crece en un clima de veranos secos y calurosos e inviernos fríos y húmedos con pocas heladas. Las plantas nativas del Mediterráneo se han adaptado creciendo activamente en invierno y durmiendo en verano. Por lo tanto, el ciclamen es sensible a la humedad excesiva del verano, porque no consume mucha agua cuando está inactivo. Como resultado, las lluvias de verano y los sistemas de riego automático, combinados con un drenaje deficiente, pueden pudrir fácilmente los tubérculos. 


Cyclamen hederifolium | iBulb


Si bien el ciclamen silvestre agradece algo de sol directo, generalmente crece en el sotobosque de árboles y arbustos y en grietas rocosas, compitiendo con éxito con las raíces de los árboles por el agua. No toleran los sitios ventosos, de hecho, crecen al refugio protector de árboles, arbustos y rocas grandes.

El ciclamen puede adaptarse a muchos tipos de suelo y un amplio rango de pH, aunque prefieren un suelo ligeramente alcalino y bien drenado. Se debe evitar el pH del suelo por debajo de 5.5. Todas las especies aprecian tener algún tipo de gravilla incorporada en el suelo si el drenaje no está garantizado.


Cyclamen graecum | Flickr


Aunque Cyclamen coum y Cyclamen hederifolium son las especies de jardín que se cultivan con mayor frecuencia, especialmente por su alta rusticidad, existen otras especies que se convierten en plantas de jardín fáciles de cultivar. La ventaja de incorporar diferentes especies es que se puede lograr una sucesión de flores en cada mes del año. En zonas con bajas temperaturas durante el invierno, las especies más tiernas se suelen cultivar en maceta en invernaderos fríos.



Algunas especies para jardín


Cyclamen coum

Florece en invierno. En la naturaleza, de diciembre a abril, a medida que la nieve se derrite, dependiendo de la altitud. Las flores van del blanco, pasando por tonos rosados a magenta, generalmente sin perfume.

Cyclamen coum se distribuye por dos áreas separadas: la primera a lo largo de la zona costera y en las montañas que rodean el Mar Negro; la segunda en las montañas que bordean el noreste del Mediterráneo desde Turquía hasta Israel. Algunos botánicos consideran que estos pueden ser separables en más de dos subespecies.


Cyclamen coum creciendo en un bosque de Jerusalem | Flickr


Crece en áreas de veranos más fríos y húmedos que en el Mediterráneo típico, con abundantes precipitaciones de invierno, desde el nivel del mar hasta los 2.150 m. Es una planta de bosque abierto, conífero, caducifolio o mixto, siempre que haya suelo rico en humus, pero también se encuentra en lugares húmedos en matorrales y lugares rocosos, y en elevaciones más altas con mayor precipitación se puede encontrar al aire libre en césped alpino .

Es una planta resistente, excelente para jardines donde las condiciones son similares a su hábitat nativo. Es resistente a las heladas a temperaturas muy bajas, hasta -10 ° C, donde el suelo no está anegado. Cuando el suelo es muy arcilloso es preferible cultivarlos en maceta, camas elevadas o en una rocalla.


Cyclamen coum| Flickr

Flores Cyclamen coum - cultivares y variedades | RHS / Tim Sandall

Hojas Cyclamen coum - cultivares | RHS /Tim Sandall

Está disponible en una amplia gama de cultivariedades, entre ellos se encuentran Cyclamen coum ‘Roseum’, C. coum albissimum ‘George Bisson’; C. coum Pewter Group, C. coum subsp. caucasicum, C. coum subsp. coum f.; o C. coum 'Maurice Dryden'. 


Cyclamen hederifolium

Cyclamen hederifolium es una de las especies más familiares en los jardines.  Florece en otoño, en la naturaleza de agosto a octubre, dependiendo del inicio de las lluvias otoñales. Las flores son de color rosa, a veces dulcemente perfumadas. Tiene un sorprendente follaje verde y plateado con forma de hiedra que emerge a principios de octubre.


Cyclamen hederifolium | Flickr


Es una de las especies más extendidas en la naturaleza y crece en el sur de Francia, sur de Suiza, Italia, la mayoría de los Balcanes, Grecia, oeste y sudoeste de Turquía y en muchas de las islas del Mediterráneo. Crece a la sombra, en bosques caducifolios, a veces entre pinos o rocas bajo matorral, desde el nivel del mar hasta 1300m.

Es una planta resistente a temperaturas muy bajas (-5 a-15ºC). Hay numerosos cultivares tanto para el color, como la forma y patrón de la hoja, entre ellos, Cyclamen hederifolium 'Fairy Rings', 'Lysander', 'Silver Arrow', 'Silver Cloud', 'Stargazer', 'White Cloud', ‘Pink Shades’ o Cyclamen hederifolium albiflorum


Cyclamen cilicium

Florece en otoño. En la naturaleza de septiembre a noviembre, dependiendo de la altitud. Las flores son de color blanco a rosa intenso, con un dulce aroma a miel.

Crece en el sur de Turquía y es una especie de montaña, que se encuentra en un amplio rango de altitud de aproximadamente 200 a 2.000 m, principalmente en arcilla arenosa, casi exclusivamente sobre piedra caliza, generalmente en bosques caducifolios, bosques de coníferas dispersos o matorrales, pero a veces, donde se ha talado la cubierta, en sombra entre rocas.


Cyclamen cilicium | Flickr


Cyclamen cilicium es una planta resistente (5 a-15ºC) y prefiere más sol y mejor drenaje que otras especies de Cyclamen, por lo que crece bien en un sitio seco y soleado en el jardín. Se han nombrado dos cultivares, pero uno es la forma blanca y el otro indistinguible de muchas formas silvestres similares.


Cyclamen repandum

Florece en primavera, en la naturaleza de marzo a mayo. Es nativo de Italia, Córcega y Argelia, una especie de bosque, que generalmente es resistente a al menos -5 ° C. Crece en áreas húmedas con abundantes lluvias invernales, en lugares sombreados desde el nivel del mar hasta aproximadamente 1.300 m, en bosques caducifolios y de hoja perenne y en matorrales o lugares sombreados en terrenos rocosos.


Cyclamen repandum | Flickr


Las hojas tienen forma de hiedra con un borde ligeramente dentado y una variedad de patrones plateados. Las flores dulcemente perfumadas, a menudo con pétalos retorcidos, son de color rosa a púrpura y se producen en abundancia.

Necesitan mucha sombra fresca, y un área boscosa protegida o similar. No tolera que el suelo esté ni demasiado húmedo ni demasiado seco. Tampoco le gusta la exposición al viento continuada.

Cyclamen purpurascens

Florece desde mediados del verano hasta finales de otoño, en la naturaleza de junio a octubre. Las flores son de color rosa a púrpura rojizo, muy fragantes con un aroma dulce.  Se ha realizado una gran selección de patrones de hojas.

Cyclamen purpurascens ssp purpurascens se distribuye por una amplia zona de los Alpes y los Balcanes, mientras que ssp inmaculatum lo hace en un área separada de los Cárpatos occidentales.


Cyclamen purpurascens | Flickr


Crece en bosques caducifolios o mixtos (caducifolios/perennes), debajo de gruesa hojarasca, en zonas de suelo ricas en humus sobre piedra caliza. Pero también crece a la intemperie en pastos, pastizales dispersos y sobre la línea de árboles, desde el nivel del mar, en los Balcanes, a 1500m, en los Alpes.

Esta especie no queda latente y conserva sus hojas durante todo el año. Es una planta muy resistente (-5 a-15ºC) y sus principales requisitos son un suelo rico en humus, que no se deja secar en verano, y crecer en la sombra. Con mayor frecuencia se cultiva como planta de maceta en un invernadero frío.


Cyclamen libanoticum

Florece en primavera. En la naturaleza desde finales de febrero hasta principios de abril.  Las flores son grandes, se abren de color blanco y se tornan rosa pálido, particularmente hacia las puntas de los pétalos. Hay una pequeña mancha carmesí-magenta en la base de cada pétalo. Las hojas son de color verde grisáceo, generalmente con un patrón de mármol gris.


Cyclamen libanoticum| Flickr


Cyclamen libanoticum es nativo del Líbano, donde crece en bosques de roble caducifolio y perenne, de 600 a 950 m, con precipitaciones de diciembre a marzo y aire húmedo del Mediterráneo el resto del año. Crece en piedra caliza, generalmente en lugares húmedos muy sombreados.

Aunque es bastante resistente al frío, las flores a menudo se dañan por las temperaturas de congelación, por lo que conviene plantarlas entre las raíces de los árboles o contra la base de una pared para obtener mejores resultados.


Cyclamen graecum

Florece en otoño. En la naturaleza de septiembre a noviembre, a veces más tarde, dependiendo del inicio de las lluvias de otoño. El color de las flores varía del rosa pálido al rosa púrpura oscuro, pero se conoce un blanco puro (forma album), sin perfume o solo ligeramente perfumado. Uno de sus principales atractivos en el follaje con patrones extremadamente variables.

Cyclamen graecum subsp. graecum crece en el centro y sur de Grecia continental, el Peloponeso, las Cícladas, varias islas del este del Egeo (pero no Rodas) y un área limitada del noroeste de Creta. C. graecum ssp candicum está restringido a la isla de Creta.


Cyclamen graecum | Flickr

Cyclamen graecum | Flickr


Crece en un clima típicamente mediterráneo, con veranos calurosos y secos e inviernos cálidos y húmedos, desde el nivel del mar hasta los 800 m, principalmente en situaciones abiertas, en terra rossa sobre piedra caliza, en bolsillos desgastados por el agua o grietas en roca desnuda, pero también bajo matorrales o en matorrales viejos olivares e incluso en sombra profunda.

Es una planta tierna (1 a 5ºC), por lo que no es adecuada para el exterior en jardines con temperaturas muy bajas durante el invierno.


Cyclamen africanum

Florece en otoño. En la naturaleza de septiembre a noviembre, dependiendo del inicio de las lluvias otoñales. Las flores son en tonos rosas y ocasionalmente perfumadas de violeta.


Cyclamen africanum | Flickr


Cyclamen africanum crece en el norte de África en Argelia y Túnez, donde crece en un clima típicamente mediterráneo con veranos cálidos y secos e inviernos cálidos y húmedos. En los niveles inferiores donde la cubierta arbórea es bastante escasa, crece bajo matorrales y en barrancos rocosos donde hay sombra parcial, a veces en lugares soleados más expuestos. En las montañas crece en bosques y en elevaciones más altas en pastizales dispersos bajo cedros.

Es una planta tierna (1 a 5ºC), por lo que no es adecuada para el exterior en jardines con temperaturas muy bajas en invierno. 

Y estas son solo algunas de las especies botánicas disponibles para cultivar en los jardines o en invernadero frío. 


Cyclamen hederifolium | iBulb


Las posibilidades de cultivar con éxito Cyclamen en el jardín son muchas, tan solo tenemos que tener en cuenta las condiciones en las que crecen en su hábitat natural para saber qué especie es la más adecuada para crear una bonita pradera junto a las primeras bulbosas en florecer en primavera, o cultivarla en un jardín de rocas junto a otras plantas alpinas como Anemone Hepatica, Sempervivum, Crocus, o Saxifraga.  Su cultivo en maceta es siempre una apuesta segura. 


Pradera con Cyclamen (especies botánicas) | Flickr



PUEDE INTERESARTE

EXPLORA MÁS SOBRE ESTE TEMA